Es innegable que la plataforma Netflix ha encontrado un filón en las series coreanas. Algunas se compran a televisiones y otras son de producción propia, con pelotazos como Squid Game (El juego del calamar) o Hellbound por citar algunas.

Cierto es que Corea es el país donde más suicidios se producen y uno de los peliagudos motivos, es la brutalidad del bullying.

Moon Dongeun fue una estudiante de secundaria que deseaba ser arquitecto. Sin embargo, un grupo de estudiantes le hace la vida imposible con vejaciones de todo tipo, consiguiendo que hasta su madre la abandone.
Al filo del suicidio, se promete que su sueño es ver caer a sus enemigos, sin importarle la muerte
.

Original de la plataforma Netflix, dirigida por Ahn Gil Ho, The Glory (더 글로리) estrenó su primera temporada en diciembre de 2022 y la segunda en marzo de 2023.

Song Hye Kyo es Moon Dong Eun. Inició su carrera como modelo al ganar un certamen y su primer dorama fue Happy Morning en 1996 y es conocida, sobre todo, por su papel en la aclamada Descendants of the Sun (2016). Su personaje es el de una mujer que lo perdió todo y decide, en vez de suicidarse, dedicar su vida a que su rival sufra lo que ella sufrió: la soledad y el abandono.

Lee Do Hyun es Joo Yeo Jung. Inició su carrera como actor en 2018 con el dorama Prison Playbook y hemos podido verle en Hotel del Luna (2019) y Youth of May (2021); actualmente es protagonista de The Good Bad Mother (2023). Su personaje es el de un médico que decide ayudar a Dong Eun por motivos que no se revelarán hasta el final, pues tiene pensada también una venganza.

Im Ji Yoon es Park Yeon Jin. Actriz que se dio a conocer en el cortometraje Kiss Shop (2010) y cuyo primer dorama fue High Society en 2015. La hemos visto en Money Heist: Korea (2022) y actualmente en A House with a Yard y National Death Penalty Vote, ambas de 2023. Su personaje es una acosadora sin escrúpulos que todo lo soluciona con dinero para llevar a cabo sus fechorías y no siente ningún tipo de remordimiento.

La serie arranca con una escabrosa historia de bullying al más alto nivel. Nuestra protagonista, Dong Eun, tiene cicatrices de quemaduras de planchas, cigarrillos y otras vejaciones perpetradas por Yeon Jin a la cabeza, seguida por sus secuaces Jeon Jae Joon (quien siempre ha estado enamorado de ella), Lee Sa Ra (actualmente artista que necesita drogarse), Choi Hye Jung (es azafata y su poder adquisitivo no es el de sus compañeros. Está enamorada de Jae Joon) y Son Myeong Oh (trabaja para Jae Joon y le proporciona drogas a Sa Ra).

Yeon Jin tiene la vida perfecta que siempre soñó, casada con un rico hombre de negocios, Ha Doyoung, con una hija llamada Ye Sol y siendo meteoróloga (su marido aporta dinero al programa) que usa los escritos de otros para dar sus partes, esconde varios secretos que se irán desgranando poco a poco, como el asesinato de una estudiante y alguna que otra cosa que no vamos a spoilear relacionada con sus "amigos".

La aparición de Dong Eun tantos años después deja claras varias cosas: que la supuesta amistad de la que gozan tiene un precio y que ninguno de los cuatro está libre de culpa.

Recordemos que Corea está a la cabeza de suicidios, especialmente estudiantes debido a la presión social y por temas como el bullying. En esta ocasión vemos el hilo de corrupción, desde la madre de Yeon Jin tapando sus fechorías, llegando a comprar a la beoda madre de Dong Eun para que la abandone, hasta la policía, con un inspector tapando y escondiendo pruebas a cambio de suculentas cantidades de dinero, pasando por el instituto donde los profesores miran a otro lado a pesar de las pruebas físicas del acoso.

El modus operandi de la protagonista para hacer tambalear la vida de Yeon Jin es sublime: desde llegar a ser maestra en el colegio de Ye Sol, hasta ganarse al marido de ésta jugando al GO. Dedica toda su vida a recopilar pruebas, a indagar sobre su trabajo, vecinos, amigos y toda índole de cosas que le supongan un beneficio para su venganza.

Una primera temporada que nos dejó con ganas de más ya que la venganza de Dong Eun es también un poco la nuestra, el lidiar con todas las adversidades.

Y tenemos que hablar de Kang Hyu Nam (protagonizada por la estupenda Yum Hye Ran). Una esposa anegada con una hija y un marido maltratador que hace un pacto con nuestra protagonista: servirle de espía a cambio de que mate a su marido. Espectacular evolución del personaje, que pasa a ser una asustada mujer a una empoderada fémina, una vez puede poner a salvo a su hija.

No vamos a entrar en detalles para no hacer más spoilers pero es una SERIAZA con mayúsculas, con unos personajes muy bien construidos y que nos arrastran a sus miserias cotidianas. Atención al médico Yeo Jung, que si bien pasa un poco desapercibido en la primera temporada, os sorprenderá en la segunda.

Como siempre, tiene una banda sonora acorde los acontecimientos, con temas como 긴긴밤 (Long Long Night) de Kim Ye Ji (김예지), Until The End de Kelley McRae o The Whisper Of Forest de Suran, por nombrar alguno.