Tale of The Nine Tailed


Los Gumiho forman parte de los mitos coreanos y a pesar de que suelen estar ligados a las mujeres, los doramas se empeñan en mostrarlos como apuestos fantasmas. En este caso nuestro protagonista es algo más que un mero «zorro de las nueve colas».

Lee Yeon fue una vez el espíritu de la montaña Baekdudaegan, que sacrificó su divinidad para volver a encontrar a la mujer humana que ama, A Eum. Cuando esta murió, Lee Yeon le dio la Perla del Zorro para encontrarla en su nueva reencarnación.

Nam Ji A perdió a sus padres en un extraño accidente de coche, pues sus cuerpos no se encontraron. Solo recuerda a un hombre que le preguntó si era A Eum y que olvidara que lo había visto, pues podría morir. Veinte años después ambos se encuentran de nuevo: Nam Ji A sigue buscando a sus padres y no le ha olvidado y Lee Yeon está exactamente igual.

Tale of The Nine Tailed se estrenó en octubre de 2020 y el capítulo final se transmitió el 26 de noviembre de 2020. 16 episodios dirigidos por Kang Shin Hyo y guionizados por Han Woo Ri.

Lee Dong Wook es Lee Yeon. Debutó en 2005 con la comedia My Girl y ha ganado diversos premios tanto en su rol de actor como de modelo. Su personaje es el poderoso y atractivo gumiho que está dispuesto a dejar de ser inmortal para vivir como humano junto a la mujer que ama.

Jo Bo Ah es Nam Ji A/ A Eum. Debutó en 2011 en la sitcom I Live in Cheongdam-dong. Su personaje es sobre quien gira la historia, con un secreto que se desvela casi al final y que tiene sentimientos encontrados ya que su relación con Lee Yeon sufre un revés cuando conoce un secreto de su anterior vida.

Kim Bum es Lee Rang. Disfrutamos de su actuación en Boys Over Flowers como el carismático So Yi Jeong y esta serie supone su regreso tras cuatro años (dos en el servicio militar obligatorio). Su personaje es el villano de la historia. El hermanastro de Lee Yeon que se sintió olvidado cuando este se enamoró de la humana y prometió hacerle pasar por lo mismo si la lograba encontrar. Pero su resentimiento a pesar de tener unas profundas raíces le puede acarrear problemas inusitados.

Kim Yong Ji es Ki Yoo Ri. Debutó en 2018 en el dorama Mr Sunshine. Su personaje es la sirviente de Lee Rang, a quien debe la vida pero la aparición del veterinario y sirviente de Lee Yeon,Goo Shin-Joo, trastoca sus sentimientos.

Ver a Kim Bum como villano me ha impactado. Una de las sonrisas más bonitas de Corea se transforma en alguien parecido al Joker, resentido y con sed de venganza. Aunque no sea el personaje principal, no se le puede negar el carisma que desprende y terminar adorando todo su sufrimiento.

Vamos a la historia principal.

A lo largo de los capítulos vamos viendo como la idílica relación entre el Dios de la Montaña Baekdudaegan y A Eum no fue tan maravillosa como se plantea en los primeros episodios. Se conocieron cuando ella era una niña que no le tenía miedo y con el paso del tiempo, él terminó rindiéndose a sus encantos. Ella muere de forma brutal (asesinada) y en el viaje a la otra vida, Lee Yeon frena la barca, la besa y le pasa la perla del zorro para encontrarla cuando se reencarne, cosa que sucederá porque el renuncia a su estatus. Hasta aquí el romanticismo... Pero A Eum fue asesinada por un motivo en el que está implicado Lee Yeon y que no voy a spoilear. Lee Rang se encargará de que la historia vuelva a repetirse.

A medida que avanza la historia, vemos que la desaparición (que no muerte) de los padres de Nam Ji A no fue casual. Ella era el objetivo y tiene que ver con criaturas de leyenda como los Imugi (los primeros dragones coreanos que en realidad eran serpientes monstruosas, una especie de dragones inferiores) que están estrechamente relacionados con ella y cuyo despertar se produce justamente cuando los tortolitos parece que avancen.

Y vamos a la relación de los hermanos.

Lee Rang es hijo de un zorro de nueve colas y una humana, que lo abandona a su suerte siendo un niño. Lee Yeon se hace cargo de él pero con condiciones y cuando aparece A Eum, su relación se trunca, llegando Yeon a asesinar a su hermanastro, aunque como ser inmortal, no lo logra y de ahí el resentimiento.

Parte importante de la historia transcurre en el restaurante La novia Caracol regentado por Bok Hye-Ja (interpretada por Kim Soo-Jin), donde se dan cita todas las criaturas ancestrales. El elenco que vela por Lee Yeon está formado por Taluipa (interpretada por Kim Jung-Nan) que hace cumplir las leyes de su mundo y vigila a los suyos. Nada escapa a sus ojos. Hyun Ui-Ong (interpretado por Ahn Kil-Kang) es su compañero que apoya sus decisiones y a la vez teme, no ve con buenos ojos el camino que toma Lee Yeon ya que lo ptrefería como Señor de la Montaña. Goo Shin-Joo (interpretado por Hwang Hee) es el sirviente de Lee Yeon que ejerce de veterinario, pues tiene un collar que le permite entender a los animales... Que Yoo Ri le llega a robar, hasta que un perro que a ella le importa necesita atención médica. La relación de ambos pasa por diversas etapas de cliché (el bueno, la mala, descubrimiento de sentimiento).

Lo que más me ha gustado es ir descubriendo cosas sobre las poco conocidas leyendas coreanas, como el uso de Obanggi (오반끼), bandera que representa la vida, muerte, enfermedad , ofrendas y ancestros, usada en este caso para la llegada del Imugi (이무기) interpretado por Lee Tae-Ri que se «nutre» de sus niñeras hasta que alcanza la edad adulta y puede cumplir la profecía. Para eso, necesita a Nam Ji A pero no espoilearé porqué ni para qué. Descubrimos que una funeraria era antiguamente un aejanteo (애잔테오), lugar donde se enterraba a los niños en el pasado y que tiene un papel crucial en esta historia.

Drama con un desenlace algo inesperado, donde no todo es lo que parece y con uso de artefactos que ni el Doctor Who (¿unas gafas para ver la vida pasada de alguien? ¿un collar para entender a los animales? ¿Un saco que parece no tener fondo para guardar de todo, personas incluidas?) donde si bien prime el romance de los protagonistas, me quedo con las leyendas coreanas y con Kim Bum.

Trailer:

Publicar un comentario

0 Comentarios