Taeborum

En Corea del Sur no se celebra el Halloween propiamente dicho. La festividad más parecida recibe el nombre de Taeborum o Daeboreum (대부름) literalmente «Gran Luna» o «Gran Lunación» y tiene lugar quince días después del año nuevo chino (mediados de febrero-marzo). Esta tradición se remonta al Reino de Shilla (57 A.C- 935 D.C) donde la salida de la primera luna llena del año alejaba la oscuridad y era un acontecimiento tildado de misterioso. Así mismo, corresponde al inicio de la labranza.

La celebración consiste en rendir homenaje a los antepasados, reuniéndose en el cementerio y rezando para recordar a sus seres queridos. Al empezar el día se deben comer frutos secos en la cantidad equivalente a los años que se tengan, ya que se dice que el ruido al masticar, especialmente el crujido, aleja a los espíritus y demonios a la vez que fortalecen los dientes.

Se prepara una comida especial llamada Okokpoab que consiste en arroz cocido con mijo, judías rojas y sazonado con nueve especias que se acompaña de verduras secas como calabazas, berenjenas o rábanos. Para beber toman el Kwibalkil-Sul, un vino frío que dicen que tiene la capacidad de agudizar el oído, necesario si tienen que escuchar buenas noticias.

Los lugareños compiten para llegar a la cima de la montaña para contemplar la luna que es el indicador para alejar a los demonios y la mala suerte. El primero en llegar es premiado con buena suerte para todo el año. Se piden deseos y predicen la suerte anual observando un círculo de luz. Si es blanco, abundarán las lluvias. Si es rojo, llegará una fuerte sequía. Pero si es gris, la hambruna castigará a la región.

La noche del Taeborum la gente cruza los puentes una y otra vez y la creencia dice que si lo hacen tantas veces como años tengan, no sufrirán enfermedades ese año. Otra creencia curiosa es que, si se cruza un puente caminando hacia atrás, no se sufrirá dolores de pies. Al amanecer, se asiste a la iglesia y se vuelven a comer frutos secos (equivalentes a la edad).

¿Y no se disfrazan para dar miedo?

Lo cierto es que algunas personas sí y lo hacen de lo que más temen los coreanos: los Gumiho (구미호), el equivalente a los fantasmas occidentales. Los Gumiho están muy arraigados en la cultura oriental, tanto la china, como la japonesa o coreana. La figura del zorro de las nueve colas tiene su posible origen en China y en Corea normalmente está representado por mujeres, normalmente malvadas que seducen o devoran a los hombres. Son seres inferiores que necesitan de la energía humana para ascender a los cielos.

Publicar un comentario

0 Comentarios