Ryuko

Nos encontramos ante una obra donde se mezclan distintos géneros, enmarcados en una estética noir, con trazos propios de los mangas de finales de los 70 y acción pura, donde las balas, sablazos y golpes no tienen desperdicio.

 La historia se ve desde distintas perspectivas temporales, en flashbacks vemos a los personajes principales con sus motivaciones, y lo que se inicia cuando Ryuko debe adoptar a una bebé recién nacida, hija de un rey caído en desgracia. En el presente, Barel tiene 18 años y desea su independencia, para lo que roba a los magnates y dictadores de la ciudad de Fuluseia, reino en el Mar Negro del Medio Oriente.

Lo que parece un simple sueño y deseos de volar, se convierte en una carnicería cuando los militares irrumpen en el cuartel general, acribillando y deseando diezmar a los yakuzas del país, Barel, Ryuko y su hermana adoptada deberán tomar distintas rutas para poder sobrevivir. ¿El punto de reencuentro? Japón.

La venganza no se preocupa por la distancia, el tiempo transcurrido, o el calibre de las balas. La venganza sabe cómo esperar

 Barel conocerá su pasado, el porqué de vivir junto a la jefa de la mafia yakuza y las consecuencias de aquél acto de bondad/instinto maternal de Ryuko.

Una familia basada en integrantes de varios clanes diferentes, aunados en el poder y magnetismo de una mujer que tiene varios traumas de décadas pasadas con incógnitas sin resolver, Ryuko es el centro, el disparador y final de toda la obra de Eldo Yoshimizu. ¿Es todo otra operación de los gobernantes de turno? ¿Hay esperanza en una nueva región donde el crimen es la ley? ¿Qué es verdad y qué mentira? Las pandillas yakuza tienen altercados que sólo se solucionan de manera tajante: con la destrucción de los bandos rivales.

Para ello cada personaje pondrá en riesgo su liderazgo y principalmente su vida, la derrota significa muerte, no hay oportunidad de sobrevivir una vez que pisamos el polvo, con lo cual las acciones arriesgadas e imprevistas están a la orden del día. La protagonista Ryuko sólo desea venganza, no puede concebir la idea de traición y menos cuando dentro de la mafia no ha trasgredido ninguna regla elemental; se siente sucia y con la adrenalina de la batalla cree que podrá liberarse del ultraje.

Mientras concibe un plan para acabar con sus enemigos, veremos el pasado tortuoso y el porqué de la oscura determinación, eventos acaecidos a sus padres y las mentiras que surgieron y que trazan su destino.Manejar espías, criminales, bandidos de menor rango y altísimos miembros «respetables», no son nada en comparación al odio que siente. Ryuko hizo algo horroroso por un titiritero, ahora buscará sangre...

Algún día, te servirá lo que hay dentro de esa cajita

El estilo de dibujo es cambiante y una mezcla donde conviven trazos parecidos a Kazuhiko Kato (Cinderella boy o el famoso Lupin III), Leiji Matsumoto y entintados cargados, semisucios y asfixiantes. Si buscamos una referencia sería como la saga Kill Bill de Quentin Tarantino, con escenas que se asemejan a la cinta.

 Hay que decir que existen viñetas sencillas, pero compensadas cuando el mangaka pone su pincel en las escenas rápidas de acción, con dinamismo y entrega. Es como "estar" dentro de las páginas; aunque hay enfrentamientos cuerpo a cuerpo lo más efectivo siempre será una buena pistola, lanzacohetes, detonadores Semtex, ametralladoras, sin olvidarnos de mencionar alguna espada de Oriente.

 El autor es Eldo Yoshimizu, artista, fotógrafo y escultor japonés que incursiona en el manga a partir del 2010, con su particular estilo influenciado además por sus estadías en Estados Unidos e Italia, lo que conlleva que sus obras tengan algo de cada país, muchos de sus dibujos parecen «planos de una cámara» tomados desde abajo o arriba.

  ¡Ve a salvar a tu madre!



En resumen: Obra de dos tomos (puede variar en cada región) que enaltece a las películas niponas de los 60 y 70, que trascurre en la actualidad, pero que emana el espíritu de cintas noir con katanas, pistolas, yakuzas y pandillas donde el valor de la palabra puede ser significativo o puras tonterías, donde honor y traición van de la mano, aunque conocer la verdad es la búsqueda incansable, sin importar lo difícil del camino.

 Ideal para un día con frío mientras escuchamos un disco tranquilo, liviano, ya que lo fuerte está dentro de este manga y hará que desees leértelo todo de un tirón. ¡Nos vemos en otro número!

Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. Oye, pues tiene pintaza, y ese dibujo tan setentero en pleno 2015 mola un montón. He visto en amazon que está publicada completa la edición americana, así que quizás le de un tiento. Muchas gracias por la reseña :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy interesante y el dibujo una pasada. ¡Gracias por comentar!

      Eliminar

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.