Kuro


Creo que se me empiezan a conocer las costuras a la hora de elegir mangas para reseñar. Si en el número anterior de la revista recomendé La pequeña forastera, no os sorprenderá que, para este, haya elegido uno de los mangas que la editorial Milky Way finalizado hace poco. Se trata de Kuro, con guión y dibujo de Somato; un seinen de estética colorista, pero de argumento oscuro que guarda más de un secretillo en su haber.

Coco vive en su mansión solamente acompañada por su gato Kuro. El manga nos cuenta el día a día de la protagonista y sus aventuras con su gato. Sin embargo, al lector le queda claro desde el principio  que Kuro  no es un gato normal, aunque Coco parezca no verlo. Es más, a medida que la no aparente historia avanza, veremos que hay un terrible trasfondo que sacude a la ciudad por completo, y en particular la mansión en la que Coco vive.

               
Pronto descubriremos que el pueblo vive en una especie de sitio, rodeados por un frondoso bosque en el que habitan unos monstruos negros que atentan contra su seguridad. No tardaremos mucho tiempo en relacionar a estos seres con Kuro, pero es entonces cuando se nos planteará la pregunta principal que el manga tiene que responder: ¿Por qué, si los monstruos son tan agresivos, no mata Kuro a Coco?

                El desarrollo de la trama terminará por contestar a la pregunta principal de la obra a lo largo de tres entretenidos tomos que nos irán desmigando la información con cuentagotas. A simple vista, parece que esta corta extensión no daría para poder desplegar el mundo que encontramos en las páginas, pero Somato se las apaña para sintetizar e ir al grano con el suficiente ritmo como para crear la expectación suficiente, y a la vez seguir intrigando hasta su inesperado y extraño final, del cual no hablaremos más para que podáis sacar vuestras propias conclusiones.

                La edición de Milky Way conserva las ilustraciones a color de la japonesa, y  no son pocas precisamente. Por deciros que en un principio pensé que el manga entero estaba así… El color está usado de forma inteligente como recurso que ya hemos visto en otras historias, en donde el preciosismo y el colorido hacen que te coja por sorpresa el devenir oscuro y triste de la historia.

                El dibujo también es preciosista y cercano a la estética kawaii; en cuanto a diseño de personajes, también se nos muestra el mismo gusto por lo estéticamente atrayente y por el detallismo. La ambientación, de la primera época de la revolución industrial y con un puntito steampunk al más puro estilo Fullmetal Alchemist, es la que se ha utilizado para explicar la historia como componente más de la misma, y le otorga una fuerza que en otro período probablemente no hubiera tenido.

               
En resumidas cuentas, Kuro es mucho más de lo que aparenta ser en su portada. El título ya nos da una clave de lo que vamos a encontrar ahí con un pequeño juego de palabras con el kuro original japonés (), ya que puede traducirse como «negro» o como «culpabilidad». Ahí la falta de traducción del título juega con la ambigüedad del interior, que es lo que se repite constantemente: la dualidad entre un mundo, en el que creemos que vive Coco, y el otro, el que podría ser la realidad, algo que nunca queda claro del todo.

                Kuro es un seinen sorprendente, que engaña al lector incauto bajo su apariencia de slice of life, pero que se convierte en un drama oscuro y sobrenatural que hará las delicias de los aficionados a la fantasía oscura.

Ficha Técnica


Título Original: Kuro
Autor: Somato
Editorial original: Shueisha, 2013
Editorial española: Milky Way 2018
ISBN Tomo 1 :  9788416960941
Precio: 8,50 €

Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. ¿Es un tomo unitario? Da para comprarlo de una, me gusta el argumento, gracias por la reseña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son 3 nada más, tampoco lo veo excesivo :D A mí me gustó mucho, la verdad.

      Eliminar

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.