La famosa Biblia de Gutenberg se vio desplazada como el libro impreso más antiguo con la aparición del Jikji (직지). Este libro cuyo nombre completo es 『불조직지심체요절』 하권 (El segundo volumen de Antología de las enseñanzas zen de los grandes sacerdotes budistas), que debe su nombre al metal más antiguo conocido y si bien recibe varios nombres más cortos que el real, lo cierto es que llamarlo Jikjisimgyeong (직지심경) no sería correcto, puesto que se trata de un verso y no una escritura budista.
La palabra Jikji (直指) viene del budista Jikji: el corazón humano, la mente y el alma y también significa 'el término de la meditación zen'

El Jikji fue impreso en el Templo Heundeoksa (흥덕사) por unos estudiantes llamados Seok Chan y Daijam que contiene las enseñanzas de un sacerdote llamado Baek Un-gyeong-han en 1377 y reune escrituras de varios monjes cuya esencia es resumir solo lo necesario para comprender la esencia de Buda y alabarlo; constaba de dos volúmenes.

Existen registros de un libro anterior, 상정고금옘문 que fue impreso 145 años antes en una imprenta de metal, pero no existe ninguna copia física, tan solo el registro de que fue impreso.

No obstante, centrémonos en el Jikji y su valor histórico. Hubo una cierta negación coreana con respecto al libro, ya que se utilizó la tecnología china y sus caracteres, puesto que antes de la imprenta, la escritura solo se extendía a los intelectuales de clase privilegiada.

El método de fundición de metales en Corea no era unificado y el proceso de fabricación de la imprenta es exclusivo de la Era Joseon.

El libro fue restaurado en 2001 por Oh Guk-jin, que imprimió los dos tomos completos y se conservan en la Biblioteca Nacional De Corea. En ese mismo año es declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO.

El original apareció en Francia en 1972 y se dice que fue robado por los franceses, aunque lo cierto es que estaba en poder de un coleccionista, Collin de Plancy, que falleció en 1922 y, como trabajaba en Corea, coleccionaba libros antiguos de allí. Sus familiares donaron en Jikji a la Biblioteca Nacional de Francia, donde todavía sigue, a pesar de que los coreanos han puesto especialmente interés en recuperar un retazo de su historia.

Obviamente, no creemos que se trate del libro más antiguo, especialmente por que la técnica es china y seguro que se probó en su país primero, pero de momento no se conoce (no se ha encontrado más bien) ningún otro ejemplar.

Bibliografía:


 -namu.wiki, consultada el 1 de mayo de 2022. 

- Jikji, and One NGO's Lonely Fight to Bring It Home (English Edition), Richard Pennigton, Lulu Publishing Services (27 septiembre 2019)