La Gran Muralla china

 


Una de las construcciones más conocidas de todo el mundo, declarada patrimonio de la humanidad en 1987, es la llamada Gran muralla china, también conocida como 万里 (Wànlǐ Chángchéng), o la larga muralla de diez mil li. En una estimación realizada en el 2012 se ha estimado que tiene una extensión de 21 196,18 km, con una altura entre 6 y 7 metros y una anchura que variaba entre los 4 y 5 metros. Su objetivo era proteger la frontera norte de China contra los ataques de los enemigos, principalmente de los mongoles y turcos, aunque también ha protegido el país de otros pueblos vecinos. 

La muralla que conocemos en la actualidad pertenece al período de la dinastía Ming (1368-1644), pero desde tiempos de los primeros emperadores ya se conocen intentos de construcción de barreras que los protegieran de las invasiones de diferentes pueblos colindantes. Fue precisamente el primer emperador de China y fundador de la dinastía Qin, Qin Shi Huang, quien, tras los ataques de las tribus Xiongnu en el norte, comenzó la construcción de una muralla para proteger los territorios recién conquistados. No obstante, la construcción de dicha muralla no está contrastada lo suficiente como para hablar de ella con seguridad. 

Gran muralla china

Durante la dinastía Han, el primer emperador de esta abandonó el mantenimiento de la muralla Qin y cambió las relaciones con los Xiongnu, sustituyéndolas por un sistema de tributos. Habría que esperar hasta el emperador Wudi para el inicio de la construcción de la gran muralla, ya que adoptó una actitud belicosa frente a los Xiongnu y amplió y restauró la antigua muralla Qin. Se construyeron también en esta época varios fuertes junto a las murallas y se estableció un sistema de aviso por señales de humo para alertar de diferentes ataques.  Además, como la gran muralla atravesaba varias rutas comerciales importantes, también sirvió para controlar las importaciones. 

Tras caer la dinastía Han, se sucedieron varias revueltas y guerras civiles, por lo que se dejó de lado el proyecto de la muralla. Hay que esperar hasta la dinastía Jin (1115-1234) para encontrar nuevos progresos en el lienzo, al cual se le sumaron unos 1930 km. 

Fue ya en la dinastía Ming cuando la muralla adoptó su forma final con la que es conocida en la actualidad, para evitar los envites de los mongoles. Podemos dividir las fases de construcción entre la de 1403 y 1435, donde se construyó la muralla que protegía Beijing; y otra cerca de 1465, en la que se construyó la denominada «muralla interior». 

Técnicas de construcción de la Gran muralla

Camino de ronda de la Gran Muralla
Camino de ronda de la Gran Muralla

En los inicios de la construcción de la Gran muralla destacó el uso de tierra apisonada y rocas. Para la primera muralla del emperador Qui Shi Huangdi se utilizaron a 300.000 soldados, a 500.000 campesinos e incluso prisioneros, por lo que se llegaron a utilizar a cerca de 1,2 millones de personas para este proyecto. 

Hubo que esperar hasta la dinastía Ming para que generalizara el uso del típico ladrillo gris que la caracteriza, aunque es cierto que no había una homogenización de los mismos, ya que en las diferentes zonas por donde pasaba la muralla se utilizaban los materiales disponibles en el lugar. Por ejemplo, en el trozo de muralla que se construyó en la zona del desierto del Gobi se utilizó tanto arena como guijarros, así como ramas y juncos. 

Los hornos de cocción de los ladrillos que se utilizaron mayormente en la construcción de la muralla solían también situarse en las zonas cercanas donde se estaban realizando los trabajos, así que los trabajos arqueológicos han ido descubriendo varios de diferentes tipologías y han podido ver que los centros de producción de materiales no estaban focalizados en un solo punto, sino que existía una gran flexibilidad para ello. 

Las torres de vigilancia se construyeron a lo largo del lienzo de la muralla e integrados en las paredes, así como aspilleras y almenas para mejorar la eficacia defensiva de la muralla. 

La Gran muralla china es uno de los mayores atractivos turísticos de un país que tiene muchísima cultura que ofrecer y recibe millones de visitantes al año. Lamentablemente, no todas las partes de la muralla están igual de protegidas y de bien restauradas, lo que no deja de ser polémico al ver la ineficacia de los tratamientos o la dejadez en algunos de los territorios, que amenazan con hacer desaparecer trozos de la muralla en unos treinta años hasta convertirse prácticamente en polvo.

Bibliografía 

Waldron, Arthur: The Great Wall of China. From history to myth, Cambridge University Press, 1990, Cambridge

Wikipedia:

   Grande Muraille: https://fr.wikipedia.org/wiki/Grande_Muraille (consultada el 15/09/2021)

 

Publicar un comentario

0 Comentarios