Fate Heaven's Feel

 

Atención, muchos spoilers, prevenidos quedan.

No, no seré generoso porque al contrario que la película Unlimited Blade Works, aquí en tres entregas no desarrollaron personajes y las peleas no dejaron de ser luchas con luces y supervelocidad. Sin embargo, lo que me puso malhumorado ha sido la ausencia de la música. Las melodías no alcanzan a llegar al corazón del televidente y parecen sacadas de otras series del submundo Nasuverse.

Se nota, y mucho, que está dirigida para el público oriental, por eso quienes no tuvieron la oportunidad de visualizar alguna serie anterior de la saga, o jugado la novela visual, se quedarán con varias dudas, sin entender qué entidades ocultas posee cada Servant o las motivaciones de los Masters.

¿Es necesario esto? Absolutamente, queda claro que quienes se acerquen a esta trilogía ya saben de las capacidades de Shirou, la magia de Rin, la identidad de Archer y un sinfín de datos que se revelaban en las precedentes Fate/stay night, Fate: Zero o posteriores versiones.

Fate Stay night muestra a cada sirviente sus virtudes y errores del pasado, los ataques finales que dan pistas del nombre que tuvieron en el mundo humano, el porqué se convirtieron en leyendas o mitos, etc. UBW es el crecimiento de Shirou y sus ideales de ser un justiciero son puestas a prueba, sean mental o físicamente.

¿Dónde queda Heaven’s Feel?

En ningún lado, es un cambio hacia lo oscuro y con nuevos secundarios que dan variaciones a lo explicado en las dos rutas mencionadas. Y no queda mal, sólo que la adaptación aquí no tuvo la fuerza y los cambios no fueron para mejor.

La historia se inicia cuando Shirou Emiya invoca por circunstancias no normales a Saber (esto no es un error ya que en las tres rutas el inicio es casi calcado), la representación de Arturia Pendragón llevándolo a tener que escoger si participará o no en la Quinta guerra del Grial. Debido a lo ocurrido hace diez años atrás accede para que no se repita semejante catástrofe. Los flashbacks del pasado del protagonista tendrán sus minutos en las tres OVAs que conforman Heaven’s Feel y dan la idea de un joven torturado, culpable por su supervivencia y el afán de querer ayudar y proteger a todo el que lo necesite.

Acá tenemos el planteamiento que Assassin, Servant, especialista en camuflarse en las sombras, está dando su apoyo a una entidad malvada poseedora de magia viscosa que atrapa a sus víctimas sólo si poseen almas nobles. Cuando la noche tiene su plenitud la ciudad comienza a desmoronarse con la muerte de sus habitantes, y el pánico de no entender lo que sucede se extiende lentamente.

Sakura Matou, amiga de la infancia de Shirou, se quedará a vivir en la casa y poco a poco ambos se enamorarán mientras nos enteramos de la más ardua tarea que le asignaron de infante: ser la sucesora mágica de su familia, pero con métodos tan horripilantes y degradantes que fueron haciendo mella en su autoestima. Cuando libera su frustración ya es tarde: la ciudad completa debe expiar sus pecados y en su afán de venganza no quiere más que destruir todo lo bello, por lo que Emiya deberá detenerla de alguna forma y llegar a darle a entender su amor incondicional.

Se habla mucho de la anterior Cuarta guerra por el Grial, y es revelado el lado espiritual unido a las ambiciones de los ganadores, con Kotomine dando unas pláticas sobre el propósito de la creación de esa fuerza desconocida.

Es una lástima que los personajes hablen demasiado y no puedan plasmar otras partes del guion de la novela visual, pero ¿realmente es malo no ser fiel a la obra? No, sencillamente dan por sentado muchos puntos cruciales que el televidente común, o sea no nipón, no podrá adivinar.

El personaje del abuelo Zouken Matou, si bien no está tan cruel como en el juego sí nos da repulsión y un sentimiento de querer partirle la cara, ya de entrada se nota su afán de manipulación y es quien lleva el peso de la conexión de la Oscuridad con Sakura, un ser malvado como los de antes: feo, odioso, sin remordimientos y capaz de dar miedo (y crearlo).

El epílogo es algo distinto a los anteriores, ya que esta vez es un Grial nacido más de las sombras que de los deseos, teniendo Shirou que cargar nuevamente con la responsabilidad de romper la energía infame para acabar con el agujero negro que se fue formando.

Tranquilos, de los cierres que existen fue seleccionado el más conveniente y todos felices.



De yapa, vamos a ver las diferencias y aciertos que tiene esta entrega final:

*En tres películas se espera cierto desarrollo de los Servants a excepción de Archer, que ya tuvo sus 15 minutos de fama con la Ruta UBW, pero sólo Rider y Berserker pueden ufanarse de poseer algo de protagonismo, casi ignorados en su totalidad los demás. Es un error muy remarcable porque cada Ova tiene más de dos horas de duración, con escenas sin importancia que no aportaban nada si eran cambiadas.

*La modificación de Dark Saber está muy bien llevada casi hasta el desenlace, la humanidad mostrada en el juego donde se cree que podría estar luchando consigo misma (para no herir a pesar de las Ordenes) ni se menciona.

*Gran acierto con la pelea de Berserker y Shirou, en la actualidad es usual el efecto de luchas con luces y tajos multicolores, si bien personalmente no es de mi agrado sí se sustenta con lo expuesto en la PC.

*Conexión con otras obras del Universo Type-Moon: Touko Aozaki, maestra y mentora de Shiki Ryougi, se la ve de espaldas cuando entrega un muñeco-marioneta. Este personaje es experta en pasar almas temporalmente a objetos mientras se busca un recipiente mejor. Aparece en Kara no Kyoukai, otro producto con conexión en el Universo (similar a las CLAMP cuando juntan personajes en sus crossovers).

*Ambientación general y fondos bien logrados, no así la música, se diría que prácticamente inexistente.

Se desconoce si habrá una adaptación a serie, ya que las dos anteriores sí fueron a televisión, viniendo del Estudio no sería raro pero el amplio catálogo de subgéneros todavía sigue dando batalla con Kaleid, Grand Order, Lord El-Melloi y alguno más que seguro se me está pasando, sería hora de buscar otras obras de la franquicia y dejar de exprimir y bastardear a un título que en la PC hizo tan grande a Type-Moon, nos vemos en otro número.

Publicar un comentario

0 Comentarios