Sangatsu no Lion

El shōgi, conocido popularmente como ajedrez japonés, es un juego de estrategia que, al igual que nuestro ajedrez, consiste en capturar al rey adversario. Parece ser que la versión actual de este juego procedería del Heian Shōgi, que ya se jugaba en el siglo XII d.C., y que tanto este, como el nuestro, procederían del indio Chaturanga.

Existen en Japón mucho aficionados a este juego de mesa, pero solo unos pocos, los mejores de entre ellos, consiguen llegar a ser profesionales y a dedicarse a ello. Sangatsu no Lion nos presenta la vida de uno de ello, Rei Kiriyama, un joven de 17 años que asiste a la preparatoria y que es bastante solitario a causa de las consecuencias que se han ido sucediendo en su vida, entre ellas la pérdida de sus padres y hermana en un accidente de tráfico a muy temprana edad y la posterior adopción por parte de una familia donde las dinámicas no eran del todo positivas.

Debido a esto último, Rei decide mudarse a vivir solo a un apartamento cuando entran en su vida las alegres hermanas Kawamoto, con las que establecerá una relación muy especial.

El anime de Sangatsu no Lion (三月のライオン) o March comes in like a Lion está realizado por el estudio SHAFT y se basa en el manga homónimo de Chika Umiho, publicado en España por la editorial ECC.

Este consta de dos temporadas con 22 episodios cada una que adapta, de forma relativamente fidedigna la historia, de momento inacabada, del manga. La animación de SHAFT está cuidada al detalle e incluso destaca el uso de diferentes técnicas de dibujo, de paleta de colores y de texturas para representar los escenarios habituales de determinados personajes, así como sentimientos y sensaciones que se intentan transmitir a través de la palabra, pero también mediante el lenguaje visual. Al ser una historia intimista, la animación consigue, a través de todas estas estrategias, sumergirnos con facilidad en las diatribas que la historia nos va presentando a través de sus personajes.

Aunque Rei sea el protagonista, el anime se toma tiempo y respeto para presentarnos también las inquietudes y preocupaciones de los secundarios, lo cual nos dará una visión global y poliédrica de una misma historia.

Los efectos de sonido y la música se han construido con el mismo propósito que la imagen, intentando transportar al espectador a esa atmósfera reflexiva que envuelve a la obra, por lo que no se hace estridente ni desentona en ningún momento, lo cual mantiene el foco de atención en los personajes. Y, aunque Sangatsu no Lion es un anime en el que el shōgi juega un papel importante, el motivo principal es precisamente el desarrollo de estos personajes, por lo que el juego será la excusa para introducirnos dentro de la reflexión y el autodescubrimiento.

A través de los diferentes capítulos iremos descubriendo el camino hacia la madurez de Rei, su pasado, sus traumas y, sobre todo, su interacción con los otros personajes y cómo va evolucionando su personalidad a través de ello, destacando de forma muy especial la relación que se forja con las tres hermanas Kawamoto, que lo irán introduciendo cada vez más en su familia hasta convertirlo casi en un miembro, por lo cual esto irá reforzando la mermada autoestima del protagonista con sus consecuencia posteriores y positivas para el resto de la historia.

Sangatsu no Lion no destaca por ser un anime de acción. Sin embargo, cuenta con una excelente animación y con uno de los mejores desarrollos de personajes, incluso a nivel coral, que podéis encontrar en el anime, sobre todo si estáis buscando obras de este corte más desarrollado a nivel psicológico y con un argumento bien trabajado, aunque en apariencia sencillo. Podéis encontrar disponible en la plataforma Netflix las dos temporadas que han realizado. Aquí os lo dejamos súper recomendado.

Publicar un comentario

0 Comentarios