Los yōkai en InuYasha

Muchos de los yōkai que aparecen en el manga de InuYasha están inspirados en seres de la mitología japonesa, incluidos los personajes principales. Veamos algunos de ellos.

Inugami



Tanto el padre de InuYasha, como Sesshōmaru y su madre, hasta el mismísimo InuYasha parecen inspirados en una especie de kami o yōkai guardián, protector y benefactor de los humanos. Para crear a un inugami se podía recurrir a varias formas. Una de ellas era sacrificar a un perro cortándole la cabeza y dejándola enterrada en un cruce de caminos para poder crear una poderosa maldición. Otra consistía en enterrar vivo al perro dejando solo la cabeza libre y cortándola justo antes de que se muriera de hambre para que éste volviera a por ella.

Había familias que tenían un espíritu inugami, con casos de posesión, o que eran descendientes de inugamis, es decir, gente que había sido poseída por un inugami. Estas eran marcadas y apartadas por las otras, aunque en muchas ocasiones, y siempre atendiendo al folklore, estas familias habrían prosperado y se habrían enriquecido.

Kitsune

Los kitsune son unos yōkai zorro y unos de los más conocidos gracias a todas las leyendas asociadas a él y en especial al manga de Naruto. Los kitsune son seres protectores de los campos y los bosques y tienen habilidades mágicas que van creciendo a medida que envejecen y adquieren más experiencia. Un signo evidente de esta adquisición de poder y sabiduría son sus colas, siendo el epítome de ellos el kitsune de nueve colas. Este yōkai está estrechamente asociado al kami Inari, un dios de la fertilidad y la agricultura.

En el manga, el pequeño Shippō es un kitsune y comparte con ellos su naturaleza bondadosa y juguetona, el cual disfruta de hacer bromas pesadas a los demás personajes.

Tanuki

Este yōkai ampliamente conocido y representado del folklore japonés hace aparición en el manga de Inuyasha en la figura de Hachiemon, ese yōkai que a veces acompaña y ayuda a Miroku. Los tanuki o bake-danuki son yōkai iguales a los tanuki japoneses, que son un pariente cercano de nuestros mapaches, salvo que tienen unos grandes testículos y poseen poderes mágicos, especialmente los relacionados con la ilusión, siendo superior en el tema de los disfraces incluso a los kitsune. A este tipo de yōkai se le suele representar con un sombrero de paja, un kimono, una botella de sake y unos grandes testículos que son símbolo de riqueza en Japón.

Oni

Los oni son criaturas del folklore japonés que comparten bastante parecido con los demonios y ogros occidentales. Son de los yōkai más representados en la mitología japonesa y en Inuyasha aparecen varios, como por ejemplo Yura o Goshinki.

Aunque sus representaciones suelen variar bastante, es común encontrarlos con forma humanoide, con cuernos, aspecto fiero y piel de colores tales como el rojo, el verde o el azul. Además, suelen vestir con pelajes de tigre y llevar unos garrotes de hierro o kanabō.

Kami

En alguna que otra ocasión, aparecen también los kami, o divinidades, en Inuyasha, como por ejemplo el falso Suijin y la real Suijin. Los kami pueden tener cualquier tipo de apariencia y están relacionados con la zona en la que habitan, como un bosque, una montaña, un río…

Dentro de estos también incluso podríamos incluir a los hermanos trueno, Hiten y Manten, ya que representan un fenómeno atmosférico, aunque actúan más como yōkai que como divinidades.

Los sincara o Noppera-bō

En uno de los primeros capítulos del manga aparece uno de estos seres, muy conocidos en el mundo occidental gracias a la película de «El viaje de Chihiro». En Inuyasha aparece también un Noppera-bō traído por Sesshōmaru para que se haga pasar por la madre de Inuyasha. En especial, este Noppera-bō está relacionado con el cuento de la charca koi, en donde un pescador va a pescar a las charcas imperiales. Allí, una chica le advierte que no lo haga y como no le hace caso, ve con horror como sus facciones desaparecen.

Los obake



Los obake son seres vivos u objetos que han asumido una transformación temporal. Si se trata de objetos domésticos, se les suele llamar tsukumogami. En Inuyasha, aparece una máscara del teatro Noh que devora a gente, por lo que podría ser la representación de uno de estos tsukumogami. 

Publicar un comentario

0 Comentarios