Ko no Kurisumasu (24 piezas de Navidad)

 



En el tercer año de primaria, Rio pasa la Navidad junto a su familia y amigos de estos, donde conocerá a Ian, un chico de su edad.  A pesar del mal recuerdo por culpa de las travesuras del pequeño, Rio tuvo la fortuna de recibir cada año posterior una felicitación en esas fechas.

Pero el mal sabor por el escarabajo de juguete camuflado como chocolate, robar el pastel o abrir los regalos no deja de irritar sus pensamientos y estar pendiente de cómo se encontrará ahora. Parece que sus deseos se cumplen cuando, en un malentendido, Ian hace presencia frente al novio Kou, salvándola de una supuesta agresión.

Usando el súper cliché de trama de «padres en viajes de negocios» (y siempre en el exterior, está vez Nueva York, hay que ver cómo se abusa de esto, parecieran que no hay padre que desee pasar con sus hijos) la protagonista no disfruta del 24 de diciembre, aunque descubre que todos los días hay un ornamento festivo en forma de muñecos que le llegan a su casa. Sus progenitores no son, ni tampoco de su novio, ¿pueden ser de Ian? Recién va por el tercer día y promete llegar hasta completar los 24 regalos.


Vamos viendo que este joven ahora se esfuerza por conseguir trabajos temporales, y a pesar de varias recaídas, no cesa en cumplir su objetivo, a la vez Kou muestra su verdadero ser, haciendo que dude de sus intenciones a futuro. ¿Es realmente amor o solo desea tener sexo con ella y abandonarla? Tengamos en cuenta que al no estar presentes sus seres queridos estos días no son muy alegres, se puede palpar la soledad que posee y de alguna forma pide a gritos cambiar lo que sucede a su alrededor.

Las bromas e indirectas de Ian se multiplican, que se ha convertido en un hombre responsable aunque  siempre sin dejar su lado infantil.  Sin embargo pareciera leer a la perfección el estado de ánimo de los que están cerca de él, teniendo la particularidad de querer hacer el bien. ¿Cuál es el regalo final?

Al ser de corta duración, sus casi 60 páginas se recorren y aunque conocemos el epílogo por anticipado no deja de venir bien estas narraciones cada tanto, va al grano y todos felices.

Maki Usami es la creadora de este título, aunque su manga Kokoro Button (de 12 tomos) es una de sus obras más reconocidas. Se especializa en el género romántico adolescente y es experta en historias cortas que luego se recopilan en oneshots. Ko no kurisumasu no es la única con esta temática pues es de variar ligeramente el argumento y publicar guiones similares, tal como hizo con Santa is coming o Kirakira no Kimochi entre otros relatos con dulces, guirnaldas, regalos y estrellas.

El estilo de dibujo en casi todo su repertorio es a base de líneas suaves y con personajes que logran empatizarnos desde entrada. Aquí al estar remarcando la Navidad de forma constante no deja de plasmar nieve y árboles decorados, incluso los abrigos y gorras hacen que tiritemos en ocasiones. Sin llegar a clásico como Chocolate christmas de Naoko Takeuchi, este título es uno de los que suelen aparecer para agasajar el 24. ¡Chin, chin y pásenla junto a su pareja!


Publicar un comentario

0 Comentarios