Bakemono


Si uno oye la palabra «Bakemono» puede sonarle a bicho raro y no irá muy desencaminado. Es un término japonés para referirse a demonios, espíritus o duendes, muchos de los cuales aún hoy en día podemos encontrar en leyendas y en juegos de rol. Estos seres ancestrales que cambian de forma suelen ser el fantasma de un ser fallecido.

Uno de los tres títulos de la línea Gaijin (los otros dos fueron Léttera y Dos Espadas) que se presentaron en la XVI edición del Salón del manga de Barcelona y que tan buena acogida han tenido, os lo traigo para que lo disfrutéis.

Argumento

Cuando Mayu es adoptada por un cazador de bakemonos llamado Evein, el cual tiene un hijo de su misma edad (Mafuyu), descubre que va a ser entrenada como cazadora, puesto que ella puede ver a los bakemonos y Mafuyu no. Poco a poco irá descubriendo que pese a ser huérfana y muy tímida, el destino le tiene reservadas múltiples sorpresas que tienen que ver con su pasado y el de su nueva familia.

Un juego de rol



Las coautoras de esta obra, Irene y Laura (cuyos sobrenombres son Pukalince y Felwyn respectivamente) se unieron en 2007 formando Xian Nu Studio y trabajaban para YaoiPress haciendo viñetas. Después vino el contrato con Les Humanöides Associés (Francia) y el quedar finalistas en el III Concurso Manga de Norma Editorial, con su obra Punofel, el aprendiz de rey, pasaron a colaborar con la editorial.

En 2009 entran en Tokyopop (EEUU) y colaborando con Harper Collins crean la trilogía Wicked Lovely: Desert of Tales.

Actualmente trabajan con Glénat en la línea Gaijin y preparan su segunda trilogía con Tokyopop titulada Vampire Kisses.

Tomando como referencia un juego de rol llamado Mundo de Tinieblas, las autoras mezclan vampiros, magos y fantasmas junto con nombres chinos, hebreos o árabes, creando un aura de fantasía y un punto de comicidad.

Líneas limpias y perfectas proporciones para unos personajes inspirados en el juego de rol y diferentes creencias, con inspiración japonesa y un guiño al cómic americano. Un buen entintado con mucho uso de claroscuros que le otorgan esa atmósfera densa y misteriosa, propia del misterio a descubrir y unas viñetas desiguales para darle rapidez a la acción, que no es poca. Una movilidad que sobrepasa el dibujo, nos da a entender la gran evolución que han experimentado como dibujantes y narradoras.

La explicación paso a paso de cómo surgió cada personaje y cada trama, también tiene su hueco en las páginas de este relato, junto con guiños a los protagonistas de los demás relatos Gaijin (Garnet Rune de Léttera o Black Dog de Underdog)

Fotos de sus lugares de trabajo y la galería de fanarts de compañeros de la línea Gaijin, concluyen el trabajo gráfico de la obra.

Bakemonos y otros bichos



Se trata de una historia muy entretenida: espíritus malvados poseyendo cuerpos, transformaciones horribles y un pasado más que sospechoso, que nos trasladan a un mundo entre medieval y fantástico, que atrapa por cómo se va solucionando cada conflicto y el desarrollo de los acontecimientos.

En palabras de las autoras, la influencia de los juegos de rol y diferentes libros fantásticos sobre hadas y su mundo de ensueño, queda patente en cada uno de los personajes y acciones emprendidas, especialmente la sacerdotisa de Bái Fà y Belkis (un gatito pícaro que se transforma en Bakemono) junto con los escenarios donde transcurre la acción, como templos y bosques.

Los bakemono en la cultura japonesa (también llamados yôkai) pueden tener características humanas, animales o incluso mezclarse. Los Obake son los que cambian de forma y los que han inspirado este relato: se transforman en un grandioso dragón o en un dulce gatito, dependiendo del tipo al que pertenezcan. Se tomaron como referencia de un pergamino llamado Bakemono Zukushii que data del período Edo (entre el siglo XVII y XIX) y del que hay muy poca información y está a buen recaudo en el Centro Internacional de Estudios Japoneses, en el cual podemos apreciar alguno de los bakemono más populares en Japón, como los Bake-nekos o gatos fantasmas, los Odoroshi con la cara roja y parecido a un Tengu o el Yume-No-Seirei (fantasma de los sueños, con forma de hombre viejo) y que han servido como referente para crear los distintos personajes.

El arduo trabajo de plasmar el juego y las personalidades, ha dado como fruto una buena historia que aparte de ilustrarnos un poco, nos entretiene con sus gags cómicos y guiños a sus compañeros de profesión, incluyendo cameos de los protagonistas de los mangas Gaijin, a los cuales nos invitan a descubrir, junto con situaciones desternillantes. Las puertas quedan abiertas a la continuación, que permitirá despejar las incógnitas que han quedado en el aire.

En resumen: Una pequeña joya en materia shōnen, que nos hará soñar y reír a partes iguales.

Lo mejor: La cantidad de información que aportan, junto con el dibujo y la historia en sí.

Lo peor: A veces parece que la acción transcurra a trompicones y cuesta conectar una vivencia con otra.

Ficha técnica

Nombre original: Bakemono

Autoras: Xian Nu Studio

Género: Fantasía, aventura

Categoría: Shōnen

Nº Tomos: 3

Año: 2010

 

Publicar un comentario

0 Comentarios