Locuras del tío Scabbs: The Stand (miniserie 1994)


Apocalipsis (The stand)


¿Se puede adaptar un libro de Stephen King que posee 1.600 páginas a una miniserie que valga la pena? Se puede, si hay protagonistas que nos metan de lleno en la versión televisiva.

La versión final acabaría en una miniserie de cuatro episodios que se emitieron en 1994, con actores que ya venían de hacer varias cintas y cierto renombre. Solo era ponerse el proyecto al hombro y ver qué cortar, agregar y mantener el suspenso de semejante obra apocalíptica. Pasen y lean, disfruten de otro título del Maestro del terror, disfruten de The Stand.

El Capitán Trotamundos (16 de Junio - 4 de Julio de 1990)

Con una plaga que escapa de un laboratorio, la Humanidad queda diezmada: el 99,4% de los humanos caen por una gripe de laboratorio que arrasa todo a su paso. Los pocos sobrevivientes tendrán una elección donde el futuro de la especie humana será puesto en juego por un lado y los seguidores de una mujer anciana llamada Abigail Freemantle por otro, quienes apoyan a Randall Flagg, ente maligno con poderes sobrenaturales.

Los personajes tienen un buen pasaje del libro a esta adaptación, teniendo mínimos cambios que no obstaculizan el planteo de las páginas originales. Stephen King no quería que se le masacrara la obra y estuvo rehaciendo algunos borradores del guion final, teniendo más facilidades tras el éxito que supuso la miniserie de It cuatro años atrás.

Con un casting relativamente sin sobresaltos, las actrices personificaron sus papeles a la perfección desde los inicios, luego se buscó al reparto masculino y solo se tardó en buscar al antagonista Randall Flag, que recayó en Jamey Sheridan. Personalmente (y remarco esto porque muchos no estarán de acuerdo) está muy bien como villano, cambiando sus expresiones y ambicionando destruir toda esperanza, agregando una sonrisa casi eterna que lo hace más desagradable.

En la frontera (5 de julio - 6 de Septiembre de 1990)

La ambientación abunda en planos donde la naturaleza es lo predominante. Desde el prólogo visualizamos el camino que ambos bandos toman para llegar a sus respectivos líderes. Caos y desinformación en los inicios, pueblos fantasmas llenos de cadáveres, colapsos vehiculares en los accesos a las ciudades y un enorme desierto donde el conflicto tendrá su epílogo. Unas muy buenas tomas de cámara reflejan el entorno y a cada uno de los personajes.

Desde sincera amistad hasta celos irrefrenables, la conducta de la pequeña sociedad tiene momentos donde el amor o la tensión dominan de forma creíble cada momento. Con seis horas en sus espaldas, hay tiempo para poder profundizar en la psiquis de cada uno, y aunque faltan algunos individuos en comparación al libro, estos no son notorios pues muchos sólo rellenaban lugar al estar falleciendo a los pocos capítulos de haberlos leído. También se plantea el uso de los experimentos, las teorías conspiratorias y los cuestionamientos de crear algo tan peligroso, con los dilemas evidentes luego que no funciona la contención y se escapa de control el virus de laboratorio.

La dirección de cada escena está realizada con esmero, verdaderos profesionales donde se pueden observar distintas tomas desde diferentes ángulos, si existe algo relativamente «malo» podría darse en la transformación del antagonista: da más pavor en su versión humana que como demonio tras los efectos especiales.

La supergripe que acabó con el mundo dejó a un variopinto de individuos: hay desde pocos niños hasta ancianos, incluyendo Abigail, con 108 años a cuestas.

También Nick, sordomudo, Tom Cullen, con un leve retraso mental, aunque nada en comparación con Trashcan Man, loco, paranoico y pirómano que pulula a favor de Flagg y con una gran pasión por la dinamita. Y la fauna no se queda atrás: un perro llamado Kojak servirá de aliado en un mundo sin canes, con la fidelidad y amabilidad propia de la especie. La sabiduría queda en Glen Bateman, mayor,  con artritis pero no por eso menos fiel a sus creencias.


Apocalipsis (7 de septiembre de 1990 - 10 de enero de 1991)

Continuamente se hace referencia a que existe algo divino, todos están destinados a formar una pieza en conjunto y deben aceptar las voluntades, la Fe de ambos bandos no pueden cuestionarse. Lo que pasa ya podría estar predestinado y se debe cumplir cada profecía, aun cuando no parezca la vía indicada.

¿Debe seguirse el camino aun cuando pensamos que estamos derrotados?

El individuo debe anteponerse al grupo, el tema de las elecciones para organizarse ya crea un problema para el bando de Abigail, en el libro es más notorio la ambición por una cuota de poder que incluso muchos personajes parecieran del bando contrario, la sola idea de mandar sobre la pequeña sociedad que va en aumento ya trastorna la tranquilidad y el alivio que supuso encontrarse con otros seres humanos, demostrando que nunca se puede esquivar la mezquindad de la mente humana. El Comité original tendrá sus buenos encontronazos con decisiones que serán de alto riesgo, si fallan la esperanza estará perdida.

Esto no ocurre en las filas de Flagg: todo es una autocracia dictatorial manejado por las pocas personas cercanas al Señor de los Demonios, una crítica tiene fácil solución: la crucifixión, la tortura o el degollamiento de quien ose levantar la voz. Que sea la maldad personificada no significa que Las Vegas tenga que estar sucio: todos los muertos y la insalubridad será aseada en menos tiempo y con mejor efectividad que la banda de la Zona Liberada.

Curiosidades: Stephen King estará actuando y bastante tiempo más del que nos acostumbra, no sólo como un cameo de pocos minutos, ya verlo nos sacará unas sonrisas.

RF es el apodo de Randall Flagg, sus iniciales también se hallan en otros libros del autor y se presume son pre o secuelas del mal: Robert Frank, Ramsey Forrest, Richard Frye, etc. Existe la novela gráfica de Marvel  guionizada por Roberto Aguirre-Sacasa e ilustrada por Mike Perkins, que adapta la saga. Recomendable.

En resumen: Siempre será mejor el libro, pero aquí hallamos una gran miniserie de cuatro partes (La plaga, Los sueños, La traición y Apocalipsis) que nos satisfacerá por la calidad actoral. Disfrutaremos cada vuelta de tuerca, las peleas, la amistad verdadera y un guión que lleva la pelea por el Bien y el Mal el sello de King, el Maestro de las tinieblas.


Publicar un comentario

0 Comentarios