It's Okay to be not Okay


Los cuentos y las enfermedades mentales, suelen ir de la mano. Famoso es el caso de Lewis Carroll y su obra Alicia en el País de las Maravillas ya que padecía epilepsia y posiblemente, sufrió abusos, así que en su obra siempre hay que leer entre líneas y no quedarse sólo con lo gracioso que es ver corriendo a un conejo blanco.

Ko Moon Young es una escritora de cuentos infantiles que tiene un trastorno de la personalidad antisocial, con lo que su agente, el señor Lee, siempre tiene que estar soltando dinero bajo mano para tapar todas sus fechorías.

En su camino se cruza Moon Kang Tae, enfermero de un psiquiátrico que tiene un hermano mayor, Moon Sang Tae, que tiene síntomas de autismo.

Cuando llega la primavera, los hermanos Moon deben trasladarse ya que Sang Tae tiene un trauma con las mariposas por un hecho del pasado: teme que le maten.

Moon Young está acostumbrada a tener lo que quiere: lo compra, lo roba o lo secuestra.
Tres personas que tienen un pasado en común del que van recordando detalles poco a poco...


Uno de los éxitos de la temporada estrenado en abril de 2020 y que finalizó el pasado 9 de agosto, con 16 episodios.

Kim Soo Hyun es Kang Tae. Debutó con un pequeño papel en Batman en 2007 y su primer drama fue Kimchi Cheese Smile (2007): Su papel es del del hermano menor que vive para y por su hermano impedido, con una infancia poco feliz y que parece tener un secreto que demanda perdón.

Seo Ye Ji es Ko Moon Young. Debutó en 2013 con el drama Potato Star 2013QR3. Su personaje es frío y muy grosero. Sus cuentos están basados en sus vivencias y son una forma de contar algo que no ha contado nunca a nadie.

Oh Jung Se es Sang Tae. Debutó en 2001 con la película Address Unknown. Espectacular registro de su personaje que se come la pantalla cuando tiene una escena. Sang Tae vio algo que no debía relacionado con las mariposas; fan de los dinosaurios.


En el primer episodio, se nos narra el cuento de una princesa encerrada en el castillo que un día sale para jugar con los demás niños. Una sombra de muerte se cierne sobre ella y los niños huyen despavoridos.

A través de cuentos, ya sean conocidos, como La Bella y la Bestia o de Moon Young, como El niño Zombie, transcurre la historia que une a los personajes principales.

Moon Young es antisocial y en el pasado salvó a un niño de morir ahogado. Ese niño era Kang Tae, quien agradecido la sigue, se prenda de ella... Hasta que la ve partir mariposas y también huye. Cuando se vuelven a encontrar, quiere huir de nuevo, ya que Moon Young no acepta un no por respuesta. En nada.

A medida que nos sumergimos en la trama, donde todos los personajes están conectados de una manera u otra, vamos descubriendo los rasgos de personalidad forjados a partir de traumas (la gran mayoría) del pasado, pues no olvidemos que la historia se desarrolla en un psiquiátrico.

El padre de Moon Young está ingresado allí y ella no quiere saber nada de él. Es más, un día que casi la obligan a pasearlo, su padre intenta matarla diciendo que es un monstruo y debe morir. De su madre, se supone que murió... O no.

Y por otro lado tenemos a Sang Tae quien depende totalmente de su hermano y ve cómo puede alejarse por culpa de Moon Young, a quien casualmente, admira; Sang Tae dibuja y empieza colaborando en el restaurante de un amigo, luego pinta un mural en el psiquiátrico y terminará trabajando como ilustrados de Moon Young.

Con varios secundarios y diversas tramas más, como Ju Ri, la enfermera enamorada de Kang Tae que resulta que conoce a Moon Young y no le tiene ninguna estima o el señor Lee que las pasa canutas con Moon Young, pero es su escritora de éxito y descubre en Ju Ri la calma que necesita. Más las historias de los pacientes del hospital: una mujer maltratada, un soldado de Vietnam... Todos convergen magistralmente para llevar la historia a buen puerto.


Pero es una serie para ver despacio, sin hacer un maratón. Porque te carcome, te hace llorar y reír aunque justamente la risa es lo que les hace falta a todos los personajes que demandan cariño a raudales.

Muy intensa y envuelta en un halo de misterio que se va desvelando casi al final. Donde descubrimos que quizás el personaje que parece más fuerte y entero, en realidad no lo es (y no, no me refiero a Moon Young). Descubriremos que toda exposición de hechos tiene dos partes. Bueno, en realidad tres: la que cuenta el sujeto uno, la que cuenta el sujeto dos y la verdad.

No voy a desvelar nada relacionado con las mariposas porque el spoiler sería importante, pero os equivocáis. Nadie es ni tan bueno ni tan malo, todos tienen algo que ocultar.

Asfixiante por momentos, con un argumento denso y unos personajes sin cabos sueltos, las enfermedades mentales son un personaje más en la obra.

De hecho, es el personaje protagonista.

Trailer:

Publicar un comentario

0 Comentarios