The Romance of Tiger and Rose


Imaginaros una sociedad, o un reino, donde fuera el hombre el encargado de las tareas del hogar. De todas las tareas del hogar, ya que gobernarían las mujeres. Al principio, una se lo puede tomar como una broma sobre el feminismo: ellos se avergüenzan de sus vestiduras y es el apellido materno el que trasciende.

Xen Qian Qian es una guionista que desarrolla una historia centrada en la mujer. Ella es soltera e intenta plasmar sus ideas e inquietudes. Sin embargo, el actor del drama que debería rodarse, Han Ming Xing, expresa su descontento con el personaje que le toca. Toda la producción parece irse al traste...

Totalmente hundida, Xen Qian Qian promete sacarlo adelante e incluso participar como actriz. De pronto, se encuentra en un mundo paralelo, el que ella ha creado, siendo uno de los personajes: es la tercera princesa del mundo Dongliang. El problema es que su personaje es secundario y puede ser asesinado en cualquier momento.


The Romance of Tiger and Rose (传闻中的陈芊芊 Chuan Wen Zhong De Chen Qian) se emitió del 18 de mayo al 1 de junio en la cadena Tencent, con 24 episodios. Zhao Lu Si se mete en la piel de Xen Qian Qian. Debutó en el drama Untouchable Lovers en 2018 y actualmente rueda The Long Ballad ; acostumbrada a viajar por el tiempo (como ya hizo en el drama Oh My Emperor! o Cinderella Chef, ambos de 2018), su candidez la transforma en la damisela en apuros perfecta: dulce pero de fuerte carácter.

Ding Yu Xi es Han Shuo. Debutó en la película The Game of asura en 2017 y éste es su quinto drama. Su personaje es el príncipe rico pero muy impredecible y sobretodo, arrogante, maestro de artes marciales.

Sheng Ying Hao es Pei Heng. Este joven actor debutó en el drama Princess at Large en 2018 que tiene dos temporadas más (la última en 2020). Su personaje roza la perfección: educado, atento y sobretodo, guapo. Y además, es su prometido.


Nuestra protagonista ha quedado atrapada en un mundo que ella misma ha imaginado que une la hermosura de un pasado espléndido y las ideas feministas que rondan su cabeza. El problema es que siempre se ha visto como una secundaria en su propia vida, por eso no es la protagonista de su historia, tendrá que cambiar su destino si no quiere perecer antes de tiempo. Y he aquí el triángulo amoroso: se encuentra entre la perfección (Pei Heng) y la seguridad de un maestro en artes marciales (Han Shuo). El romanticismo puro y duro o las aventuras con el arrogante e irreverente personaje que la enseñará a disparar con el arco.

Tras ver como va transcurriendo la historia, no puedo más que acordarme de Fushigi Yugi donde el personaje principal, Miaka, entra en un libro que ya está escrito, pero va variando la historia según la va viviendo. La premisa es la misma.


Una historia muy romántica donde leer entre líneas: en un mundo gobernado por mujeres, cambiarían muchas cosas, pero otras como la sed de poder, seguirían estando ahí. El cambio de roles podría haber sido más efectivo si casualmente no fuera el hombre el que tiene que proteger a la mujer, enseñarle el arte de cazar o las artes marciales (se ve que algunas cosas no cambian, las imagine quien las imagine) aunque hay algún que otro personaje femenino fuerte, como Chen Chu Chu (interpretada por Zhou Zi Xin), la segunda princesa que parece amable y bondadosa, pero es un mar de celos y rencor.

Un matrimonio concertado ( y que según su guion, debía morir el día de su boda), un desgraciado que parece querer amargarle la existencia, pero que resulta que es atractivo y se preocupa por ella...

En este dorama se abordan temas como la diferencia de género, la baja natalidad (aquí es culpa del hombre) y los derechos de las mujeres. Además, esta serie ha supuesto una revolución en China, precisamente por los temas que aborda, pero recordemos que es un país donde aún hay mucha censura, así que intentad leer entre líneas, que encontraréis otras denuncias.

Trailer:

Publicar un comentario

0 Comentarios