Itazura na Kiss




¿Será la primavera y toda su esencia?

                Ya hace algún tiempo que vi este anime y, tal vez por nostalgia, quizás por horas bajas, lo he vuelto a ver recientemente. Un shôjo al uso que nos hará derramar lágrimas y reír a carcajadas a partes iguales. A pesar de que la autora original murió en un accidente de tráfico, el manga se publicó con notable éxito.

                Kotoko Aihara es una pésima estudiante del colegio Tonan y como tal, está en la llamada clase de desperdicios, el aula F; está enamorada del mejor alumno, llamado Naoki Irie. Un día se decide a confesarle su amor mediante una carta y es rechazada sin miramientos. El destino juega sus cartas y Kotoko se queda sin casa debido a un terremoto de baja magnitud y su padre resulta ser el mejor amigo del cabeza de la familia Irie, así que recalan en su casa.

Una familia muy peculiar, con una madre cariñosa y obsesionada con la fotografía, un padre correcto y un hermano menor tanto o más pedante que Naoki. ¿Qué deparará el futuro a dos personas tan distintas?

Imagen de la adaptación japonesa al live-action


                La muerte de Tada no impidió el éxito tanto del manga como del anime. También salieron dos versiones en dorama, una japonesa (Itazura na Kiss) y otra coreana (Playful Kiss) con un marcado seguimiento. El dibujo es cuidado y meticuloso en detalles: cambios de ropa, de peinado y unos fondos escrupulosamente retratados que junto a la luminosidad que irradian, nos transportan al corazón de las tramas.

                Una chica aniñada, alegre y dulce, con poca gracia vistiendo, es la descripción del personaje principal femenino mientras que Irie es alto, elegante y con semblante serio. Del resto de personajes podríamos destacar a Kinnosuke Ikezawa, el eterno enamorado de Kotoko que es la tontería personalizada, pero con un corazón de oro. Un gran diseño y mucho colorido para una historia que enamorará al más frío.
Escena del anime de «Itakura na kiss»

                Si hay algo que merece la pena escuchar es el segundo ending a cargo de SEAMO y Azu: Jikan Yo Tomare, una preciosa balada salpicada con ritmos de hip-hop. De hecho SEAMO es conocido por varios endings del anime, como My answer en el episodio 10 de Naruto Shippuden o Honey,honey en xxxHolic.Kei.

                Motohiro Hata (con Kimi, Meguru, Boku) y GO!GO!7188 (con Kataomoi Fighter) son los encargados del opening y ending respectivamente. Dos temas poperos al más puro estilo ochentero, que harán las delicias de cualquier oyente discotequero.

                Si bien en todos los capítulos la música es envolvente y romántica, tiene su punto álgido en el episodio donde parece que se van a separar definitivamente los protagonistas, sonando por primera vez la melodía de SEAMO y Azu.




Primer opening: «Kimi, Meguru, Boku»

                Mizuki Nana, cambia el registro de Akashiya Moka de Rosario+ Vampire para dar los gritos de Kotoko Aihara. Conocida cantante y seiyuu que podemos reconocer a través de Naruto (es Hinata) o Nyamo Namo de Love HinaNaoki Irie habla con la voz de Daisuke Hirakawa del que lo más destacable sería el doblaje japonés que ha hecho de las películas El señor de los anillos (es Legolas) o Piratas del Caribe (donde pone voz a Will Turner). Pausada, profunda y seria, es la voz ideal de alguien tan pedante como el personaje principal que nos ocupa. El escandaloso Kinnosuke es doblado por Shûei Sakaguchi, quién nos sonará a Genjou Kakouton ( Ikkitosen: Dragon Destiny), con las mismas salidas de tono. El resto del elenco de seiyuus, correcto y acertada su elección en relación a los personajes que interpretan.

                Partiendo de la base que es un shôjo al uso, no le falta de nada. Momentos dramáticos, donde llegaremos a odiar la frialdad de los hermanos Irie, a cual más borde y prepotente, pero también nos reiremos con las ocurrencias de Kotoko y en su empeño por ablandar el corazón de su amado.

                Las diferencias con el manga o los doramas, son mínimas pero notables, como el perro Chibi que en el manga se lo regalan a Kotoko sus compañeros de clase, en el anime pertenece a un lugar de veraneo donde trabajará Naoki y en el dorama ni sale.

                La trama es simple pero efectiva: chica tonta rechazada por chico listo, que no cejará en su empeño por demostrarle que no todo son los estudios y habilidades ya que el corazón es una parte muy importante en nuestras vidas e imposible es una palabra prohibida. Poco más puedo aportar sin spoilear. La base de la historia está bien definida y tiene un final feliz para todos sin exclusión en este anime.

                Los reflejos de todos y cada uno de nosotros en época estudiantil, están presentes en la pantalla: el listo, el tonto, el guapo, el feo, el gordo, el flacucho… Todos hemos tenido algo por lo que luchar y sobradas ocasiones de demostrar nuestra valía, sino en un sitio, en otro.

                En resumen, una bonita manera de recordar tiempos pasados, de reírnos con los personajes y por qué no, de derramar esa lágrima que tenemos atravesada.

Lo mejor: el desarrollo de los acontecimientos, como se hilvanan las situaciones más insospechadas, con los finales más inverosímiles.

Lo peor: tanta casualidad es poco creíble y hay capítulos un poco soporíferos.

Publicar un comentario

0 Comentarios