Ultraman (2019)



Si al escuchar Ultraman no sabes de lo que estamos hablando, habría que preguntarte bajo qué piedra has estado viviendo durante la última mitad de siglo. Pocas cosas quedan por decir sobre una de las más icónicas figuras de la ficción nipona, a la altura de Godzilla, Kamen Rider o Astro Boy.

            La serie animada está basada directamente en el manga de 2011 (escrito por Eiichi Shimizu e ilustrado por Tomohiro Shimoguchi). Es de agradecer el que no haya caído en la extremadamente original tendencia actual de hacer remakes o reboots. En este caso, la historia se establece en la época contemporánea como secuela directa de una de las primeras series de 1966. Esta vez seguimos los pasos de Shinjiro, hijo de Hayata Shin, el Ultraman original. O, mejor dicho, su huésped humano (para los no familiarizados: los ultramen son criaturas alienígenas tecnológicamente más avanzadas que pueden fusionarse con habitantes de los planetas a los que son enviados a proteger para poder sobrevivir en sus respectivas atmósferas. Una vez su misión ha finalizado, el alien regresa a su planeta llevándose consigo todos los recuerdos relacionados de su huésped).

            El hijo de Hayata no ha sido visitado nuevamente por el alien, pero gracias a la fusión vivida por su padre, el hijo ha heredado genes especiales que le confieren superpoderes cuya manifestación no pasa desapercibida ni ante su padre ni los antiguos compañeros de trabajo de éste. El descubrimiento de las extraordinarias habilidades de Ultraman jr. coinciden con una nueva invasión alienígena tras décadas de paz en el planeta, lo que obliga al pobre adolescente a tomar el lugar del padre (que ya no tiene edad para esos trotes). 




            Aunque las licencias artísticas que se han tomado los creadores suponen saltarse el resto de series de Ultraman para mantener la continuidad narrativa, eso no significa que se hayan olvidado de ellos. Los otros Ultraman tienen cabida en esta nueva versión a través de distintos personajes que han sido adaptados de las otras series, como Ultraman Ace o Ultraman Seven.

            En un universo narrativo que ha permanecido en constante expansión desde sus inicios con decenas de series a sus espaldas, la última adaptación está más dirigida a actualizar la franquicia para los consumidores actuales y con una atmósfera más seria y dramática que el producto original, que estaba más dirigido a un público infantil. Lo principal que salta a la vista es el cambio de registro estilístico: adiós al humor involuntario de los guiones petardos, las mallas elásticas brillantes y al monstruo gigante semanal. Puede ser ligeramente decepcionante para los fans del género: El nuevo Ultraman lleva una armadura de tecnología punta al estilo Iron Man y permanece con el mismo tamaño durante todo el tiempo, al igual que sus enemigos. Pero, por otra parte, las posibilidades que brinda la animación digital permiten llevar a cabo secuencias de combate verdaderamente espectaculares, que convierten al más reciente miembro de la franquicia en un título altamente entretenido, incluso para quienes no conocieran el producto original.


Ficha Técnica

Nombre Original: Ultraman
Director: Kenji Kamiyama / Shinji Aramaki
Estudio: Production I.G / Sola Digital Arts
Año: 2019
Género: Drama, ciencia ficción

Publicar un comentario

0 Comentarios