Entrevista a Sarah con Hache

Sarah con Hache
Por Calistina


Sarah Con Hache es una andaluza con mucho desparpajo que empezó a ser conocida por el webcómic Sasi. Sepamos algo más de ella:

KZ- ¿Cómo llegas a dedicarte al dibujo?

Desde muy pequeña tenía claro que mi vocación era el mundo del dibujo y, aunque al principio no sabía muy bien si decantarme por animación o diseño, estaba claro que los lápices eran mi vida. Trabajé en hostelería hasta los 30 años (haciendo bocetos y storyboards hasta en posavasos mientras curraba) hasta que llegó la crisis, perdí mi empleo y lejos de venirme a abajo me lo tomé como una oportunidad de ir a por todas. Me puse a dibujar a tiempo completo y conseguí llegar a gente que se interesó por mi trabajo. Entonces funcionaba muy bien Facebook y encontré buenos clientes (sobre todo en Alemania) que me encargaban ilustraciones casi a diario. Pero mi pasión era el cómic así que comencé el webcómic Sasi y fue increíble la acogida que tuvo: 5.000 seguidores en apenas 6 meses. Fue el que me abrió la puerta a dibujo de cómics profesional.

KZ- El personaje de tu cómic, Sasi, está inspirado en ti. ¿Cómo surge la idea?

Toda mi vida he creado mini historias en las que retrataba mis vivencias, a mis amigos, familiares... (un poco a modo de diario y otras veces para hacer reír a mi gente). Sasi surgió en un momento en que había abandonado está saludable costumbre y la verdad es que psicológicamente me sentó muy bien crear ese alter ego en que volvía a plasmar con sentido del humor las situaciones tan cómicas a las que nos enfrentamos día a día. Fue una forma de tratar con mucha guasa y desenfado algunas excentricidades que forman parte de mí (como esa pasión desmedida por los escotes a lo Jessica Rabbit).

KZ- ¿Qué artista/s dirías que es tu máxima influencia y por qué?

Mi mayor influencia no es un artista concreto si no aquellas películas que consumía una y otra vez desde que tengo uso de razón (ya, a muy temprana edad, lápiz y cuaderno en mano, intentando emular aquellos dibujos fantásticos que tenían vida). La marca Disney se ve reflejada en prácticamente todos mis dibujos y a día de hoy sigo vibrando de emoción (artísticamente hablando) cuando descubro maravillas de la talla de Vaiana.

En cuanto a cómic creo que mi mayor referente siempre ha sido Alessandro Barbucci (que curiosamente también trabajó para Disney en la saga Witch). Su forma de tratar la anatomía, las expresiones y también su narrativa visual han sido grandes influencias para mis páginas y personajes.

KZ- Nuevas plataformas, como Patreon, dan visibilidad y dinero a los artistas, además de las redes sociales. ¿Cómo es tu experiencia con ellas?

Internet está revolucionando el tema de la autoedición y en especial Patreon ha significado un antes y un después para mí porque, aunque el número de mecenas fluctúe bastante de un mes a otro sueles tener ya un pequeño ingreso que va creciendo día tras día y ayuda bastante a enfrentar esos pequeños gastos fijos que todos tenemos.

                Además, el feedback que consigues con tus seguidores es muchísimo más cercano. Después de todo es gente que está apoyando con su pequeña aportación la continuidad de tu arte y eso es algo que no sólo yo, cualquier creador de contenido en Patreon agradece enormemente.

Y no sólo Patreon... intento moverme en todas las redes posibles y en cada una encuentro una forma de ofrecer mi trabajo: Etsy, YouTube...

KZ- El proyecto «Figures» llegó a buen puerto mediante micromecenazgo. ¿En qué fase se encuentra actualmente?

Efectivamente «Figures» pertenece a una pequeña editorial francesa que financia sus proyectos con este fabuloso método que es el crowdfunding. Como todo tiene sus ventajas (y es que imprimes según preventa) y sus inconvenientes (no tiene distribución a librerías).

                Ahora mismo el cómic está ya terminado de dibujo y en manos de la colorista y yo estoy trabajando en los extras que acompañarán los envíos de las aportaciones más altas.

KZ- ¿Cómo surge «Figures»?

Pues no sé si tiene relación, pero el mismo día en que mostré en mi canal de YouTube un diseño de personajes que había realizado para un cómic de estilo steampunk apareció un mensaje del que a día de hoy es mi editor proponiéndome trabajar juntos en una historia de aventuras con muchas guerreras que saltaban de unos universos a otros evitando ser transformadas en figuras coleccionables. Me pareció divertido, acordamos precios, tiempos... hice una prueba y gustó mi estilo. La verdad es que estoy encantada trabajando con ellos.

KZ- Hablemos de tu proyecto más actual. En tu Patreon podemos encontrar tu vena más «erótica», con fotos tuyas que te sirven de referencia y dibujos de los llamados «subidos de tono». ¿Qué nos puedes contar para que la gente se apunte a tu Patreon?

Sí, el erotismo siempre me ha fascinado en todas sus facetas, no sólo en cuanto a dibujo. Esto de mostrar esas autofotos picantes que uso de referencia para muchas de mis ilustraciones me parecía divertido, didáctico y, por supuesto, excitante.

                Además, me parece una forma de reivindicar un poco esa libertad que tanto nos ha costado conseguir y que ahora se ve amenazada por «ofendiditos» y demás censores que pululan por internet disfrazados de moralidad y buena fe cuando no son más que eso: censura e intolerancia.

En mi Patreon he creado una pequeña parcela libre de tabúes, donde, por 1 dólar al mes (ni lo que te cuesta un café) bocetos, cómics, ilustraciones y fotos hot conviven para disfrute de todos, hombres y mujeres (que también han intentado segmentar a mi público en masculino o femenino y se equivocaron en ambos casos. Hay un número prácticamente igual de ambos géneros entre mis seguidores).

                Tendemos a querer etiquetar todo cuando es tan simple como... ¿te gusta? ¿Te divierte? ¡Bienvenido!

                Otro detalle es que ofrezco mucho material para gente que también quiera dedicarse al dibujo (plantillas de poses, brochas digitales, art lines... etc) intento que nadie se aburra con mi contenido.

KZ- A parte de Patreon, continúas en tu cómic Averno. ¿En qué punto se encuentra?

Realmente Averno ya forma parte de Patreon porque es contenido exclusivo para mis mecenas.  Se trata de una historia muy simpática y picantona en la que Satanna tiene que ocuparse de gobernar el Averno ya que su padre se ha jubilado. La trama comienza cuando una criatura horrible se cuela en sus dominios: un pajarito.

                En este momento llevo unas 20 páginas publicadas de 50. Vamos despacio porque llevo muchos proyectos a la vez, pero tanto Sasi como Averno son dos cómics que van siempre conmigo de la mano.

KZ- ¿Tienes nuevos proyectos a medio/largo plazo? ¿Sobre qué te gustaría contar una historia?
Las nuevas propuestas no paran de llegar más las que yo misma voy creando.

                Por un lado, tengo como 3 nuevas historias de tinte erótico, una con un editor español, otra para Francia y una muy especial para mí en la que trabajaré codo con codo con la genial Desiree Bressend.
                Además, estoy haciendo una serie para Patreon muy explícita llamada «My porn, my rules» en la que guión, dibujo y color corren de mi cuenta.

KZ- Hablando de lo que te gustaría… ¿Con quién te gustaría hacer un cómic (ya sea guion o dibujo) y por qué?

Tengo grandes amigos en este mundillo y hay muchas conversaciones entre cervezas y risas que acaban con ideas muy jugosas de colaboraciones que espero llevar a cabo algún día. Una que me ilusiona especialmente es trabajar junto a Pedro Pérez (dibujante de Trizia) y Jordi Bayarri.

KZ- Y llegamos al final… ¿Qué consejo le darías a alguien que quisiera alcanzar tu nivel?

Mucha gente me pregunta qué he estudiado o qué libros recomiendo. Muchos piensan que si siguen exactamente tus pasos mañana mismo estarán creando unos dibujos alucinantes y con 20.000 seguidores en sus redes, pero no es tan fácil ni hay una varita mágica. Aquí estamos hartos de decir cuál es la clave: practicar. No hay más. Los libros, los tutoriales... todo eso es un complemento que puede ayudarte a entender conceptos, pero porque leas un libro sobre aviación no sabes pilotar un avión. La práctica te lleva a la perfección (o a un intento de ella... creo que nunca se llega al 100%). Un dibujante sigue evolucionando y aprendiendo hasta el fin de sus días.

Publicar un comentario

0 Comentarios