Kakafukaka


La disfunción eréctil es lo que se esconde tras tan gracioso título para los occidentales. Lo cierto es que empecé a verla precisamente para ver de qué iba con semejante título y terminé divirtiéndome y tirandome de los pelos a partes iguales.

Hoy es un mal día para Terada Aki. Al volver del trabajo, se encuentra a su novio con el que llevaba 4 años con otra. Coge sus cosas y se va, pero no tiene donde vivir, así que su amiga que va a casarse, le ofrece su habitación en una casa compartida.
Allí coincide con Hongyo Tomoya, su novio de instituto. Tras un encontronazo en la cocina, Hongyo le pide ayuda, pues descubre que acaba de tener una erección y que no le sucedía desde hacía un par de años...

Kakafutaka es un manga que Ishida Takumi empezó a publicar en la revista Kiss (Kodansha) en 2013 y que actualmente lleva 10 tomos; tres directores para llevar a la pantalla la adaptación a imagen real, Momoko Fukuda, Takahiro Horie y Matoba Masayuki que han conducido la historia durante los 10 episodios que dura.
Morikawa Aoi da vida a la desgraciada Terada Aki. Esta actriz debutó en 2011 con la película LOVEToRAIN y en su faceta como modelo, destacan varios videos musicales como SHISHAMO (Nakaniwa no Shojo-tachi). Su estilo dulce casa a la perfección con el personaje tan apocado que representa.
Nakao Masaki encarna a Hongyo. Miembro del grupo de actores D-Boys, su carrera arrancó con la película Shuriken Sentai Ninninger vs. ToQger the Movie: Ninja in Wonderland (2016) tras aparecer en varios anuncios televisivos. El suyo es un personaje apático, lleno de matices disfuncionales (y no, no va con segundas).
Yuki Kousei da vida a Hase, uno de los habitantes de la casa que siente algo más que amistad por Hongyo. El actor comenzó su andadura en 2015 con el drama Oniichan, Gacha.
Y Nakamura Risa se mete en la piel de Kuritani Akari, también enamorada de Hongyo. Debutó en 2015 con la película Paracelsus' Homunculus.

Una premisa curiosa, especialmente en cómo le pide Hogyo a Terada que lo ayude, ya que quiere tener su "erección matutina" y sólo se da con ella, así que le pide que duerman juntos, bien pegaditos, prometiendo que no hará nada más. ¿Alguien se lo cree?.
A lo largo de la historia vamos viendo como Terada era una líder en el instituto y Hongyo el pobre chico del que ella parece aprovecharse... Aunque finalmente fue al revés, ya que tuvieron juntos su primera experiencia sexual sin que ella lo viera venir.
Hongyo parece no haberla olvidado, incluso se inspiró en ella para el personaje de su libro, aunque su personaje apático no deje vislumbrar sus sentimientos y más bien parezca un animal "marcando territorio" (sólo le falta mear en las esquinas).
Para no extenderme en las carencias (y virtudes, que alguna hay) de los personajes: este es una obra muy peculiar donde la psique humana no deja de sorprender retratada en las personalidades de los personajes principales. Una chica insegura que duda de todo pero cede sin medir las consecuencias (el preservativo. No hay que olvidarlo JAMÁS), un chico que esconde tantos traumas que afectan a toda su vida. Otro chico que no sabe lo que quiere y una chica muy exagerada en sus reacciones que tiene al protagonista en el pedestal de la perfección.

Un poquito de todo en unas relaciones que se suceden entre veinteañeros con el trasfondo cultural que implica resumidos a largas pinceladas y sin ahondar mucho durante 10 episodios de unos 40 minutos cada uno.

Publicar un comentario

0 Comentarios