Carole & Tuesday


En un futuro lejano, pero no tanto, Marte ha sido exitosamente colonizado y terraformado. La inteligencia artificial ha tomado las riendas de prácticamente todas las áreas de desarrollo, conocimiento y entretenimiento. En Alba City, una de sus principales metrópolis, dos adolescentes de orígenes opuestos (una huérfana luchando por sobrevivir y una joven de una familia acaudalada huyendo de la opresión familiar) protagonizan un encuentro fortuito gracias al amor por la música como nexo en común. 

            Llegados a este punto, ya sabemos lo que más de uno estáis pensando: ¿Marte? ¿Alba City? ¿Música? BINGO. Este es el último título dirigido por Shinichiro Watanabe. Sin embargo, más allá de determinados elementos comunes con Cowboy Bebop, la consistencia de una posible continuidad entre un título y otro no es suficientemente sólida para poder afirmar categóricamente que las historias ocurran en el mismo universo. Naturalmente, si hablamos de Watanabe, hay que hablar de música. No en vano, Carole & Tuesday es el título conmemorativo tanto del vigésimo aniversario del estudio Bones como del décimo aniversario de flyingDOG (sello discográfico especializado en producciones relacionadas con anime).



            Por ello, el eje central del relato es acerca del aspecto romántico de la creación musical. El argumento nos traslada a un mundo en el que la producción musical está completamente dominada por sonidos electrónicos y por el uso de la Inteligencia Artificial. Nuestras protagonistas, armadas con tan sólo su voz, teclado y guitarra acústica, irrumpen como un soplo de aire fresco en un panorama en el que su tipo de sonido y su atrevimiento a escribir canciones de manera tradicional es tan anticuado que se antoja rompedor. Durante 24 episodios, seremos testigos de su ascenso a la fama gracias a su presencia en concursos musicales y el uso de la viralidad en las redes sociales.

            Uno de los elementos a destacar es cómo los productores de la serie han puesto especial empeño en capturar la esencia del pop comercial occidental actual para crear los distintos temas de la banda sonora, casi todos en inglés, en un claro esfuerzo por hacer que el título sea atractivo en Occidente, además de hacer más de un homenaje a algunas figuras prominentes del pop actual (a ver a quiénes reconocéis). Servidora echó amargamente de menos a Yoko Kanno y ciertamente se nota en el estilo musical. Pero hablando de pop comercial, es lo que hay. En parte por ello también es llamativa la elección de situar la historia en el futuro a pesar de estar llena de elementos propios de la época actual, incluyendo diversas controversias sociales y políticas que sirven de trasfondo y contexto para la historia principal a la vez que son un claro espejo del panorama político de los últimos años. Este último aspecto sería mucho más destacable si Carole & Tuesday no sufriera de un guion simplón y naïf que apenas rasca en la superficie de la crítica social que pretende hacer. Los escasos conflictos de la historia se resuelven sin apenas fisuras mientras que el encanto y las buenas intenciones son suficientes para que casi todo vaya saliendo a pedir de boca a las protagonistas.

Carole & Tuesday, un homenaje a la música pop.


            Sin embargo, faltaríamos a la verdad si dijéramos que Carole & Tuesday no es entretenida de ver. Su optimismo casi infantil tiene un punto refrescante si nos quitamos el cinismo de encima a la hora de verla, mientras disfrutamos de su esmerada animación y sus alegres temas musicales.

Ficha Técnica

Nombre Original: Carole & Tuesday
Director: Shinichiro Watanabe
Estudio: Bones
Año: 2019
Género: Seinen/Drama, Ciencia Ficción




Publicar un comentario

0 Comentarios