La lengua coreana



Si habéis leído ya nuestro artículo sobre la historia de Corea, podréis ver el contexto en el que la lengua coreana se movió, su desarrollo, el motivo de las zonas de habla y también sobre la creación de su propio alfabeto, el hangul.

                La lengua oficial de la península de Corea es el coreano y es hablado por unos 72 millones de personas, no sólo en Corea del norte y en Corea del sur, sino también en EEUU, China, Japón y Rusia, entre los países con la mayoría de hablantes de esta lengua. Debido a ello, son muchos los dialectos que de esta lengua se practican. Partimos ya del hecho de las diferencias notables entre el coreano del norte de la península al del sur, destacaremos el dialecto que se habla en la isla de Jeju, a veces incluso considerado una lengua aparte; el denominado koryo-man, o dialecto de los koryo-man o coreanos étnicos de la antigua Unión Soviética; los zainichi, o lengua que hablan los coreanos de Japón; o el dialecto de los Hamgyŏng de Corea del norte en China, que incluye a su vez una proporción muy elevada de palabras chinas que lo diferencia del Hamgyŏng de Corea.

Clasificación

Tanto del coreano, como así también el japonés, no se ha podido comprobar su origen real, por lo que muchos lingüistas lo consideran una lengua aislada. Sin embargo, otros opinan que se trata de un miembro de la familia altaica, que se originó en el norte de Asia, y que incluye en su familia lenguas como el mongol, el turco, el finlandés, el húngaro y las lenguas tungúsicas o manchús.

                La lengua coreana se escribe en hangul, un sistema de escritura ideado en el 1446 por el rey Sejong el grande junto a un grupo de sabios, con el objetivo final que el pueblo pudiera leer y escribir fácilmente, ya que hasta el momento se utilizaban los ideogramas chinos, lo cual dificultaba enormemente su aprendizaje para la gente común. En la actualidad, a la combinación de los ideogramas chinos para su uso con el idioma coreano se le denomina hanja.

Gramática

El coreano es una lengua aglutinante, es decir, que según las partículas o terminaciones que le pongas a una palabra o verbo, ésta cambia de significado. Si tuviéramos que transcribir al alfabeto latino una palabra coreana, probablemente fuera muy larga a causa de la cantidad de información que la compone.

                La oración coreana sigue el orden del SOV, o subject+object+verb, o lo que viene a ser en castellano, sujeto+complemento directo+verbo. Si habéis estudiado latín, conoceréis esta estructura de sobras.

                No obstante, si hay algo que llama la atención del coreano es el uso de los niveles de cortesía, u honoríficos, que son los que modifican realmente la lengua. Seguramente, si habéis estudiado otras lenguas, como el japonés, sabréis de los «tipos honoríficos». Incluso, en castellano guardamos el uso del «usted» o el arcaico «vos» a modo de lenguaje respetuoso.

                En el coreano, la relación con la persona con la que se habla marca algo tan importante como la conjugación verbal. Para un coreano, no es lo mismo hablar con tu padre, con tu jefe o con un amigo, y aquí radica la principal dificultad de este idioma.


Fonología

El alfabeto coreano es silábico y recibe el nombre de hangeul, lo cual también es utilizado como sinónimo de «palabra escrita». Así, cada hangeul se compone de letras o jamo. Las sílabas se escriben de manera que caben dentro de un cuadrado, de la misma manera que se hace con los caracteres chinos.

                La estructura de un hangeul consiste en consonantes iniciales, vocales y, a veces, consonantes finales. Debido a que existen tanto vocales verticales como horizontales, éstas se pueden escribir a la derecha o debajo de la consonante inicial. Además, éstas también se pueden combinar creando diferentes formas.


Fuentes


Publicar un comentario

0 Comentarios