Historia de Corea, introducción



En este especial sobre historia coreana queremos hacer una pequeña introducción, más para poder dejar claro un contexto y unos períodos, que esperamos profundizar más adelante a través de los diferentes artículos.

                La historia de Corea comprende todo el conjunto de la península, dividida en dos estados a partir de 1948 como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial y muy especialmente de la guerra fría entre Rusia y Estados Unidos (EEUU).

                La península de Corea se extiende a lo largo de 1000 km de norte a sur y limita al norte tanto con China como con Rusia, al este con Japón y además cuenta en su haber con más de 3200 islas. 

                El concepto «Corea» se refiere a los estados Chosŏn (Corea del norte) o Hanguk (Corea del sur), en donde su lengua sería el Hangugeo, de la cual hablamos en otro artículo de esta misma revista. Corea, además, es una zona de paso entre diferentes países, por lo que veremos, a medida que repasemos su historia, cómo ha sido objeto de numerosas invasiones y expansiones que han labrado su carácter actual.

Prehistoria: Paleolítico y Neolítico


No se han encontrado fósiles de la época paleolítica, pero sí herramientas líticas en el norte de Hangyong, al sur de Pyongan, en Gyeongi, y al norte y sur de Chungcheong, por lo cual se calcula la presencia humana en Corea en cerca de medio millón de años.

                Las primeras muestras de cerámica se dan en el 8000 a.C., donde observaremos la denominada «cerámica Yunggimun» y una cierta cercanía cultural en la «cerámica Jeulmun» tanto con la zona de Mongolia como con Japón. 

                La arqueología, a su vez, da muestras de sociedades agrícolas y socio-políticamente complejas en el período Mumun (1500-300 a.C.), así como indicios de la introducción del comercio a gran escala y de la tecnología del bronce y del hierro a finales de este período.

Gojoseon y el estado de Jin


Copia de el «Samguk Yusa»
El primer reino de la península de Corea es el de Gojoseon, cuyos orígenes mitológicos se remontan hasta el 2333 a.C., cuando el rey Dangun, que decía descender de los cielos, lo fundó. Podemos encontrar este hecho reflejado en el Samguk Yusa (1281) o «Memorándum de los tres reinos», un recopilatorio de leyendas, historias y folclore coreano del citado período. No obstante, no se han encontrado evidencias que demuestren este dato.
                La primera vez que se cita a Gojoseon es a principios del siglo vii a.C.  en fuentes chinas y ya en el siglo iv a.C. se atestigua una capital en Pyongyang. Este reino sería absorbido posteriormente por Goguryeo, iniciando así el período de los tres reinos.

El estado de Jin

Cerca del 300 a.C., un pequeño estado de nombre Jin aparece en diferentes fuentes chinas del período Han, con las que tuvo relación, así como con el Japón del período yayoi.

                Varios lingüistas aseguran que el idioma de Jin está fuertemente emparentado con el japonés.


Los tres reinos (57 a.C. - 668 d.C.)

Los proto tres reinos

También conocido como «Período de varios estados», es el período que va desde la caída de Gojoseon hasta el auge de los llamados tres reinos: Goguryeo, Silla y Baekje. Este período se caracteriza por el surgimiento de diferentes reinos en los antiguos territorios de Gojoseon.

Goguryeo

Fue fundado en el 37 a.C. por Jumang y, después, el rey Taejo se encargó de centralizar el gobierno. Fue el primer estado coreano que adoptó el budismo como religión estatal en el 372 durante el reinado de Sosurim.

                Goguryeo inició en el 242 las guerras Goguryeo-Wei para tratar de cortar el acceso chino a sus territorios coreanos. A causa de dicha guerra, el reino de Goguryeo perdió importancia por más de medio siglo.

                Este reino encontrará su cénit en el siglo v cuando Gwanggaeto el grande y su hijo Jangsu expandieron el reino por casi toda Manchuria, partes interiores de Mongolia, partes de Rusia y la actual Seúl, que en el aquel entonces pertenecía al reino de Baekje.

Baekje

Baekje fue fundado por Onjo, tercer hijo del fundador de Goguryeo, Jumong. En el siglo iv, Baekje absorbió todos los reinos Mahan y gran parte de la Corea occidental bajo un gobierno centralizado. Adoptó la cultura china y su tecnología gracias a sus contactos marítimos.

                A su vez, fue una gran potencia marítima que les ha llevado a ser conocidos como «los fenicios de oriente» y jugó un importante papel en la expansión del budismo al este de Asia y en Japón, además de expandir su estilo de cerámica, la cultura china, el sistema de escritura o los diferentes tipos de enterramientos.

Silla

Siguiendo la leyenda, el reino de Silla se formó al unificarse seis jefaturas de la confederación de Jinhan por Bak Hyeokgeose en el año 57 en el sureste de Corea. En el siglo ii, Silla era ya un estado importante y más cuando se anexó la confederación de Gaya en el 562. En el 660, el rey Muyeol ordenó a sus tropas atacar a baekje, que cayó. En el 661, el reino de Silla y la dinastía china Tang, lanzaron una ofensiva hacia Goguryeo, que resistió. Sin embargo, en el 667 sucumbió finalmente bajo el rey Munmu de Silla.

Período de los estados Norte-Sur (o Silla tardío y Balhae) (698-926 d.C.)

Después de la guerra de unificación, la dinastía Tang estableció avanzadillas en Goguryeo y comenzó a establecer y administrar comunidades en Baekje. Silla atacó las fuerzas Tang en Baekje y el norte de Corea en el 671, pero Tang invadió Silla en el 674, aunque este reino consiguió, en el 676, reunificar sus fuerzas y expulsar a la dinastía Tang, para de paso unir la mayor parte de la península coreana.

                El Silla tardío fue una época dorada en el que florecieron el arte y la cultura. Además, el budismo vivió una época de expansionismo y floreció con varios sabios famosos como Woncheuk, Wonhyo, Uisang, Musang o Kim Gyo-gak. 

                Silla empezó a experimentar problemas a finales del siglo viii, en donde el rey Gyeongsun entregó el país a Goryeo en el 935.

               

                Por otro lado, Balhae fue fundado en el 698, en tierras al norte del antiguo reino de Goguryeo, por Dae Joyeong. El reino de Balhae fue absorbido posteriormente por Goryeo, que terminó por conquistar las tierras de Baekje, Silla y Goguryeo para dar paso a la dinastía Goryeo y finalizar así con el período de los tres reinos tardíos.

Dinastía Goryeo (918-1392)


El emperador Wang Geon 

La dinastía Goryeo fue fundada en el 918 por Wang Geon, descendiente de la nobleza de Goguryeo. La dinastía duró hasta el 1392, aunque fue controlada por el estamento militar entre el 1170 y el 1270.

                En este período, se codificaron las leyes y se introdujo el sistema de servicio civil. El budismo continuó con su imparable expansión por la península y la cerámica de celadón floreció entre los siglos xii y xiii.

                En 1018, el imperio Khitan invadió Goryeo, pero fueron expulsados por el general Gang Gam-Chan. Después de esto, se vivió una edad de oro durante, aproximadamente, un siglo. En el 1231, los mongoles lanzaron campañas contra el reino, pero no lograron conquistarlo. Sin embargo, exhaustos tras décadas de lucha, Goryeo mandó a su príncipe heredero a jurar lealtad a la dinastía china Yuan. Kublai Khan aceptó incluso casar a una princesa con el heredero coreano, con lo cual se inició un período de colaboración entre ambas dinastías.

                En el 1350, la dinastía Yuan perdió poder a causa de las luchas internas, por lo que el rey Gongmin reformó el gobierno de Goryeo. En 1392, Taejo de Joseon dio un golpe de Estado y estableció la dinastía Joseon.

Dinastía Joseon (1392-1897)


En 1392, el general Yi Seong-gye, más tarde conocido como Taejo, estableció la dinastía Joseon, nombrada así en honor al antiguo reino de Gojoseon y basado en el ideal confucionista. Taejo trasladó la capital a Hanyang (actual Seúl) y construyó el palacio de Gyeongbokgung, En 1394, adoptó el neo-confucionismo como religión oficial del estado y creo las bases para un gobierno fuertemente centralizado. 

                Durante los siglos xv y xvi, Joseon disfrutó de varios reyes que apoyaron la educación y la ciencia, con grandes avances tecnológicos y culturales.

                Conflictos internos en la corte y varios disturbios políticos fueron campo abonado para la invasión japonesa de Toyotomi Hideyoshi, que se dio entre el 1592 y el 1598. Finalmente, fueron expulsados por las fuerzas militares coreanas con el apoyo de las fuerzas militares chinas de la dinastía Ming. Después de otro intento Manchú de invasión entre el 1627 y el 1636, Joseon experimentó 200 años de paz exterior, aunque se dieron varias luchas intestinas a lo largo de años.

Imperio coreano (1897-1910)


Como resultado de la primera guerra sino-japonesa (1894-1895), se firmó el tratado de Shimonoseki (1895), donde se estipuló la abolición de las relaciones tradicionales entre China y Corea, lo cual reconoció la completa independencia de Joseon, la cual fue renombrada como Imperio Coreano, y el rey Gojong reconocido como emperador. 

                En 1905, Corea se convirtió oficialmente en un protectorado japonés, lo que provocó varios movimientos independentistas entre algunos sectores de la sociedad coreana. En 1907, el emperador se vio obligado a abdicar en su hijo Sunjong a causa de que Japón se había enterado de que había enviado un par de convoyes a la conferencia del Haya de 1907 para protestar por el tratado de protectorado

                En 1909, el activista independentista An Jung-geung asesinó a Itō Hirobumi, residente general de Corea, lo que provocó que Japón iniciara definitivamente sus planes de anexión.

Dominio Japonés (1910-1945)

Palacio de Gyeongbokgung


Corea fue controlada por Japón desde 1910 hasta su rendición ante las fuerzas aliadas el 15/08/1945 y estaba gobernada por un Gobernador general. Durante este período se destruyó la jerarquía Joseon; gran parte del palacio de Gyeingbokgung, reemplazado por oficinas de gobierno; se reprimió la cultura coreana y, en definitiva, la búsqueda de la destrucción de Corea como nación.

                Muchos coreanos se vieron obligados a exiliarse, mayoritariamente a Manchuria o Primorsky Kai. Como resultado de todas estas represiones, se fundaron varios movimientos contra el dominio japonés, que terminaron con el reconocimiento la libertad de Corea en la conferencia de El Cairo del 22 de noviembre del 1943 por parte de EEUU, Rusia y China.

División y guerra de Corea (1945-1953)


La rendición incondicional de Japón y la política internacional llevaron a que existieran dos grandes zonas de ocupación dentro de la península de Corea: el norte lo controlaba la URSS y el sur lo controlaba EEUU, pero no se acababa de llegar a un acuerdo para poder devolver la autonomía al país.

                El 25 de junio de 1960, estalló la guerra de Corea cuando Corea del norte invadió Corea del sur, dando triste fin a los intentos pacíficos de reunificación.

Corea moderna (1953- actualidad)


Corea del norte, bajo influencia soviética, estableció un gobierno comunista hereditario. Kim Il-Sung se convirtió en líder supremo hasta su muerte en el 1994 y le sucedió su hijo, Kim Jong-Il, que falleció en el 2011. Actualmente, es su hijo Kim Jong-un quien ostenta el poder.

                En Corea del sur se dio, después de la guerra, una economía proteccionista, ayudada por EEUU. El país fue evolucionando hasta convertirse en una democracia orientada al mercado desde el 1987. A partir de la década del 2000, su economía se ha desarrollado y crecido rápidamente.


Publicar un comentario

0 Comentarios