Rookie Historian Goo Hae-ryung




Las enseñanzas de Confucio estaban muy arraigadas en la sociedad coreana durante la dinastía Joseon que duró cinco siglos, desde el siglo XIV hasta el XIX. Y es a principios del siglo XIX donde transcurre esta historia, tras aislarse debido a las invasiones japonesas y manchúes.

                Un libro prohibido y buscado, llamado La Historia de Ho Dam. Un escritor de novelas románticas llamado Maehwa y la prohibición de toda lectura extranjera, que parece tener que ver con la línea de sucesión al trono.




                Goo Hae Ryung es una mujer a la que le gusta leer y escribir, pero ya está en edad casadera y su hermano prepara el enlace; por casualidad se topa con Maewha y le da sus malas impresiones sobre sus novelas.

                Tras varios debates sobre la fiabilidad de los historiadores y sus entradas en el palacio, se decide abrir oposiciones para que las mujeres más cualificadas puedan acceder al puesto de historiadoras. El enlace de Goo se cancela y ella ve la oportunidad de huir de los matrimonios concertados alistándose como historiadora.

                Cuatro son las escogidas, entre ellas Goo Hae Ryung. Seguirá al príncipe Yi Rim (Dowon) para escribir todo lo que acontezca en su día a día y descubre que se trata del alter ego de Maehwa y que escribe para escapar de palacio, donde está confinado ya que regenta su hermano, el príncipe heredero, Yi Jin.

                Shin Se Kyung es una modelo y actriz coreana que inició su carrera a la temprana edad de 8 años, apareciendo en la portada del álbum Take Five de Seo Taiji. Su participación en doramas arranca en 2004 con Lang, y ha aparecido 13 series hasta la que nos ocupa.

                Cha Eun Woo es nuestro protagonista masculino. Integrante del grupo k-pop Astro, este es el 8º drama en el que participa, siendo junto a My ID is Gangnam Beaty (2018), el más relevante de su carrera como actor.

                Completan el reparto Lee Ji Hoon (oficial Min), Park Ki Woong (príncipe heredero Yi Jin), Park Ji Hyun (historiadora Song Sa See) y Kim Min Sang (rey Li Tae) como personajes principales.

                A pesar que desde el principio se atisba la relación entre el príncipe Dowon y la aprendiza Goo (la típica de hombre poderoso/importante/príncipe es tratado como una persona de bajo rango por la chica lista/culta que no sabe quién es) en una sociedad patriarcal, lo cierto es que la elección de Cha Eun Woo como príncipe encerrado en su palacio y su mundo, obligado por las circunstancias, es perfecta: alguien bastante inexpresivo, pero con una sonrisa cautivadora que se mete de lleno en su papel.



                Me gustaría destacar que la ambientación, tanto paisajística como de vestuario es espectacular, unos ropajes que nos dan una idea de cómo era la vida en aquella época, todo lo que revelan y esconden.

                Una gran historia que muestra el papel de la mujer (aunque de forma muy edulcorada: era una sociedad muy patriarcal, machista y la mujer era poco más que una máquina de hacer bebés) y su evolución, unida a la revolución que aconteció en Joseon, las tramas políticas, la religión y el costumbrismo. Me llama la atención que ninguna de las madres de los herederos esté viva: del segundo se entiende, pero del primero, no me queda claro. Tan solo la llamada reina madre que en realidad es la abuela, parece tener presencia y algo de poder, ya que la mujer del heredero solo asoma cuando parece haber algún problema entre su marido y la historiadora Song.

                Me ha sorprendido gratamente, aunque el final queda demasiado precipitado y con flecos sin pulir.

Publicar un comentario

0 Comentarios