Las jornadas KBOOM echan el cierre



Ayer nos llegó una nota de prensa con este triste evento. Os pasamos a continuación su nota de prensa a modo de despedida. Desde KZ queremos dar las gracias por estas maravillosas jornadas que tan buenos ratos nos han hecho pasar.

A continuación, la nota de prensa:

Querides fans de Kboom!, nos dirigimos a vosotres para anunciar nuestra despedida.

Ha sido un camino que durante 7 años hemos construido con muchísimo cariño, esfuerzo y dedicación para tratar de darle al mundo del cómic un punto de encuentro, divulgación e inclusión, donde se podían debatir las realidades de la industria o vocear por cerveza a un euro mientras dos dibujantes luchaban por su vida con un rotulador (a veces desgastado) en mano.

Hemos conseguido demostrar que el cómic es mucho más que “dibujitos para niños” y crear un lugar donde podías encontrar al mangaka más kawaii al lado del artista alternativo más experimental. Porque en KBOOM! hablamos con palabras en viñetas, en varios idiomas y en lengua de signos, demostrando que si se quiere, si hay interés, si queremos romper barreras, podemos ampliar miras y estrechar vínculos. 

¿Por qué no habrá más Kboom!? Porque Kboom! se hace por amor, con tiempo libre y con mucho, muchísimo esfuerzo. Ha llegado a un punto donde sus exigencias son tales que no podemos seguir manteniéndolas. Kboom no recibe ayudas ni subvenciones: quizá, si se hubiesen tenido, todo sería distinto, pero como sabréis, la cultura en este país siempre queda en segundo lugar. Llevados por nuestro espíritu fanzinero, nos hemos limitado a autogestionarnos tan bien como ha podido y ahora, en aras de conservar la salud de nuestros componentes y por la incapacidad de hacer frente a un proyecto así sólo con tiempo libre, debemos saber retirarnos a tiempo. 

Retirarnos a tiempo significa haber visto en estos años pasar a más de 200 invitados, unos 15.000 visitantes, 150 actividades, 60 Intérpretes en lengua de signos y de otros idiomas, 600 stands... Y eso, nos hace sentir orgullosos de haber aportado nuestro granito de arena al mundo del cómic, a un mundillo a menudo inestable económicamente y con menos derechos de los que merecemos quienes pertenecemos a él. 

Nos vamos con la seguridad de que hemos plantado una semilla. Una semilla que esperamos que germine en montones de proyectos de cómic, nuevos encuentros, charlas, eventos e ideas que nos morimos por descubrir. La semilla de que con pasión y trabajo, pueden crearse cosas maravillosas.

Querríamos darle las gracias a todas las personas que en estos 7 años han visitado Kboom, a aquellos crowdfounders de la primera edición, los visitantes que siempre aportan algo en nuestra amada taquilla inversa, los expositores, fanzineros, pequeñas editoriales y colectivos que daban vida a la zona comercial más variada y heterogénea posible. 

Nos gustaría también dar las gracias especialmente a nuestro equipo de voluntariado, que desde la primera edición han estado al pié del cañón y han hecho que Kboom! haya sido posible. Gracias a los divulgadores que enriquecieron nuestras charlas, los intérpretes que nos acercaron a la comunidad sorda y sobre todo gracias a los, las y les autores de cómic,  guionistas, dibujantes, coloristas, rotulistas, maquetadores e ilustradores. Gracias por dar vida a una industria tan pequeña y con tantos abusos a la que con pasión y ganas de contar historias, dais vida. 

Gracias a la Fontana, que nos vió nacer y mil millones de gracias al equipo e instalaciones de Cotxeres de Sants, que nos vieron crecer y que han sido maravilloses y unos grandísimos profesionales.

Creemos que habrá muchos más espacios donde encontrarnos. Muchos de nosotros seguimos en este mundillo al que amamos y muchos otros que no pertenecían a él ahora ya no pueden irse porque, como todo aquel que descubre las viñetas, se han enamorado.

Esperamos que no estéis tristes, sino felices de haber formado parte de esta aventura que un día pensaron unos amigos que hacían fanzines en un pequeño piso de alquiler y que a base de constancia hicimos posible.

Nos vemos en los cómics y las muchas ferias que nutren este país y a las que alabamos su esfuerzo y aportación, porque sabemos lo que cuesta. Muchos ánimos, compañeres.

¡Hasta siempre, Kboomers!

Publicar un comentario

0 Comentarios