Video girl Ai

Yota Moteuchi está decidido a confesarle su amor a Moemi, sin embargo, en el momento clave se entera por ella misma que está enamorada de su mejor amigo, Nimai (quien no desea ser su novio y alienta a Yota a seguir adelante) Destrozado, vuelve con el corazón herido y encuentra un nuevo local: Gokuraku.


Este establecimiento sólo se le aparece a quienes tienen corazón puro, y en él ofrecen videos para superar sus traumas, sin embargo, al estar defectuosa la videocasetera, ocurre algo inesperado: la video girl que se le aparece tiene fallos y sentimientos humanos.
El concepto de chica-robot que se enamora de su maestro no es novedoso, sí el sistema de contarlo que tiene el autor: puro ecchi y comedia liviana.

Por supuesto que además de su padre que está de viaje constante por su trabajo, las eternas coincidencias propias y los usuales equívocos de este género no faltan: el uso intermitente de las bombachas, referencias a Batman (Katsura no puede dejar de incluir algo que lo mencione) y las coincidencias desafortunadas, el mangaka hace hincapié en lo difícil que es para el japonés promedio mostrar sus sentimientos.

Aquí Yota es el tímido intermitente, las chicas suelen ser más abiertas y desinhibidas, teniendo la sartén por el mango en cuanto a lo verdadero de sus amores.


Los protagonistas masculinos o bien tienen traumas del pasado, o son pura y llanamente calentones, por eso sólo que tienen el corazón limpio pueden ver el local para alquilar películas.

Y si hablamos del «Gokuraku» no podemos obviar a los que la integran además de las Video Girls, hablamos del abuelo y del misterioso hombre del sobre todo, jefe máximo y creador de las fantásticas jovencitas para consolar a los desafortunados. Cada uno tiene una política diferente que harán profundidad en Ai, pasando bastantes momentos incómodos ya que su tiempo de reproducción irá variando, cuando la cinta llegue al final deberá volver al mundo del video y desaparecer.

La relación irá dando giros al introducirse muchos otros personajes que dejarán huella en varios de los integrantes, sea amistad, primeros novios o enemigos con poderes magnéticos. La clave de todo será Yota, que tendrá que decidir cuál es el rumbo deseado para su vida, ya sea en el trabajo, el futuro y el amor.

Otros temas espinosos en los que Katsura hace hincapié (en esta y en otras obras suyas) es la ansiedad y el temor por la iniciación sexual, la "primera vez" es casi el trasfondo de toda la trama, si agregamos los traumas y temores propios de la adolescencia tenemos un recorrido real: el temor al rechazo, la valoración de nuestro cuerpo, qué pensará nuestra pareja, etc.

Adicionamos el acoso y la casi violación de una de las mujeres que están en el manga y visualizaremos momentos donde se respira la tensión, la rabia y la desesperación; así el drama y la comedia van unidos y no se eclipsan entre sí.
Mención especial a cada secundario, son muchos y algunos pesarán bastante en la historia, un lento progreso para varios y un mensaje universal: hay que animarse a hacer lo que deseamos, no importa el mañana sino intentarlo.

Con la llegada al final de la cinta de Ai ¿qué pasará con la «Video girl defectuosa»? Todo en 13 números (más otro 2 que tienen a otros personajes) que se leen de una pasada. ¡Nos vemos en otro número!

Nombre original: 電影少女 (Den'ei Shōjo)
Categoría: shojo
Género: fantasía, drama, romance.
Autor: Masakazu Katsura
Año de publicación: 1989
N° de tomos: 15 tankoubons

Publicar un comentario

0 Comentarios