Crónica del 37º Comic Barcelona


El cartelazo de Ana Galvañ no fue suficiente para batir el récord de asistencia de la edición anterior.
112mil personas según fuentes oficiales, se dieron cita en los Palacios Fira de Montjuïc Barcelona donde se ubicaba un año más el evento.
Arrancó el viernes 5 de abril, con una previsión meteorológica de lluvias (que se hicieron realidad...), donde los niños fueron los primeros protagonistas: Dibujando contra el buying, con Montse Rossell o la máster class de los autores de Green Class (Letrablanka), abrían fuego a primera hora.
Milo Manara, Daniel Clowes y Sara soler, daban su máster class por la tarde.
Al mediodía, tuvo lugar la entrega de premios donde Antonio Altarriba se llevó el Gran Premio del Salón, Universo! de A. Monteys se llevaba el de mejor obra de autor español/a, María Medem el de autor/a revelación, Lo que más me gusta son los monstruos de E. Ferrys a la mejor obra extranjera publicada en España, El árbol que crecía en mi pared de L. Navarro el de mejor obra infantil y juvenil, Saxifono a mejor fanzine y Desmesura de F. Bailus/M. Pellejer por la votación popular.

Por la tarde tuvo lugar la entrega de premios de la AACE, a la que no asistió nadie de la organización. El premio al reconocimiento por su labor en el cómic recayó sobre la asociación Carmona en Viñetas, Daniel Torres se llevó el premio a su trayectoria y Laura Pacheco el de autor/a novel.

El sábado 6 de abril se esperaba que fuera el día fuerte y transcurrió sin colas extensas. La mesa redonda Los primeros autores españoles en Marvel con Carlos Pacheco, y Salvador Larroca llenó la Sala 3 (con la ausencia del anunciado Pasqual Ferry).

Jesús Merino, Ramón F. Bachs y Pere Pérez protagonizaron la mesa 80 años de Batman.

Los vis a vis de Belén Ortega y Mikel Janín, atrayeron público al Fórum Cómic, costando ubicarlo.
Las presentaciones editoriales se sucedieron durante todo el sábado.
El domingo 7 llegaba con un solazo de infarto (que no con calor...) y arrancaba con la conferencia ¡Empatiza! con Bamf! y Campamento Kryton dando la vez. Fue la charla con más audiencia.

El colectivo Autoras de Cómic entregó el premio honorífico a Trini Tinturé.

Me dejo muchas cosas pero me gustaría destacar que tanto editoriales como librerías se fueron contentos con lo recaudado, a pesar de contar con un día menos.
La cara menos amable, para el follón que se armó en acreditados, con autores sin acreditación, invitaciones que no aparecían... Me dio la sensación de que era todo más light: ni el sábado fue el acabose ni hubo colas que dieran la vuelta, ni para entrar ni para las firmas.
Que finalmente ni Bryan Azzarello ni Wes Craig pudieran venir, que faltaran horarios de firmas de autores (Javier Fernández brilló por su ausencia, menos mal que existen las redes sociales...).
Por otro lado, entrar al pabellón 2 y verlo tan vacío, a falta de una exposición, quedaba eso, vacío. Preciosa la exposición de Stan Lee y la de Batman (¿para cuándo invitar a Marini?).
Un acierto el dedicarse a los niños, con la zona Kodomo de Ecc y el Comic Kids; lástima de lluvia el domingo, porque la plaza Univers con las pistolas láser quedaron deslucidos.
Los vis a vis con los autores, perfecto para reactivar el Comic Forum, denosta cercanía, junto a las cada vez mejores charlas.
37 años son muchos años y los cambios son bienvenidos; los autores estuvieron mejor atendidos, hubo más cómic y menos relleno. Pero la sensación de estar desangelado, fue real y el Comic Pro, mejorable. Poco a poco.
Galería de imágenes:

Publicar un comentario

1 Comentarios

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.