Quiero comerme tu páncreas




Tras este extravagante título, que en nada tiene que ver con zombies o algo parecido, se encuentra una de las propuestas más hermosas y reflexivas del mercado del manga del 2018. Quiero comerme tu páncreas es de esas historias que consiguen llegarte al corazón a lo largo de sus páginas y que las convierte en atemporales y para un número de lectores de gustos dispares.

Argumento


Un estudiante de bachillerato, del cual no conoceremos su nombre hasta el final, encuentra por casualidad un diario titulado Mi enfermedad y yo, de su compañera de clase Sakura Yamauchi, en una visita al hospital.

                Él, un gran amante de los libros, comienza a leerlo y se da cuenta de que Sakura padece de una grave enfermedad autoinmune en el páncreas y que le queda poco tiempo de vida. A pesar de las reticencias de él, Sakura lo embeberá de su persona y lo irá cambiando a medida que se conozcan. Así, lo que empezó como un secreto compartido, derivará a una hermosa amistad narrada en las páginas de este manga.



                Kimi no Suizou wo tabetai, el nombre original de Quiero comerme tu páncreas, es una novela de Yoru Sumino, publicada en 2015 por Futabasha y que ganó el Bookstore Gran Prix 2016 y quedó en segundo lugar del Da Vinci book of the year del 2015. Yoru Sumino es también autor de Yoruno Bakemono y de Mata, onaji yumewo miteita, ambas publicadas también por Futabasha. Quiero comerme tu páncreas, su opera prima, fue adaptada por él mismo al manga en 2016, junto al arte de Izumi Kirihara, autora desconocida en nuestro país, que ha publicado más de diez obras en Japón también con Futabasha. Aparte de en Quiero comerme tu páncreas, el dúo ha participado también en la adaptación de Mate, onaji yumo wo miteita.

                Existe también una adaptación al live-action de manga, realizada en el 2017 y protagonizada por Takumi Kitamura y Minami Hamabe, pero quizás os resulte más conocida la adaptación al anime, ya que Selecta Visión ha anunciado su licencia y su voluntad de llevarla a cines españoles, con seguridad para repetir el inmenso éxito que consiguió con Your Name.

                Uno de los puntos fuertes de la edición de ECC es que hayan hecho un integral de los dos tomos publicados originalmente en Japón. Sí es cierto que hasta un punto intermedio de la lectura se hace un poco tedioso de manejar, es de agradecer que podamos disfrutar de la historia del tirón. De todas formas, me ha quedado el regusto de que, si hubieran elegido un formato mayor, quizás el manga lo hubiera leído con más gusto.

                El precio tampoco está mal. Tenemos que tener en cuenta el montante total de páginas y que ahora, un tomo suelto, nos puede venir costando unos 8€. Así que 14,95€ no me parece excesivamente caro.

                Quizás, lo mejor de Quiero comerme tu páncreas sea la historia en sí, incluso más que el sorprendente título. Estamos ante lo que se llama una trama inversa, en donde empezamos sabiendo cómo termina y en donde está la gracia es ver el desarrollo de la historia. Nos encontramos con dos personajes principales bien construidos y un clímax sorprendente que no os puede dejar indiferentes.



                Quiero comerme tu páncreas es un manga que merece estar en vuestra mangateca por méritos propios. Es, quizás, uno de los mejores slice of life que se han publicado en España desde la republicación de Buenas noches, Punpun. Muy recomendable.

Publicar un comentario

0 Comentarios