Por Calistina

Málaga es la ciudad natal de Carmen Carnero, aunque se licenció en bellas artes en Granada. Empezó como entintadora y desembarcó primero en Marvel y después en DC. Suicide Squad Vol. 4: Discipline and Punish o varios números de Bombshells, son su carta de presentación y ningún héroe se le resiste. ¿O sí?

Sepamos algo más de ella:

KZ- Hemos leído en alguna ocasión que un tebeo de Image que cayó en tus manos fue el detonante para que quisieras dedicarte al cómic. ¿Es así? ¿Te veías dibujando?

CC- Empezó con dos cómics, Frankenstein y Gen 13, los estilos de Wrightson y Campbell me marcaron. A los 18 años cayeron en mis manos y decidí empezar a estudiar arte. Nunca había dibujado pero supe que era lo que me gustaba, nunca lo vi como una profesión hasta aquel momento.
KZ- Todo dibujo sigue varios procesos (lápiz, layouts, tintas…). ¿Cuál es el que más disfrutas y por qué?
CC- El que más disfruto es el que no tiene fechas de entrega (risas). Bromas malas aparte, prefiero las tintas porque es cuando llega la hora de la verdad. O la página funciona o a empezar otra vez, no soy alguien que borre y ajuste.

KZ- Tras Premios como el de Trazos 2007 o el de Málaga Crea Cómics en 2011, te lloverían las ofertas… ¿Es tan fácil o hay un arduo trabajo atrás? ¿A qué achacas tu éxito?

CC- Al trabajo duro. Me quise dedicar profesionalmente a esto desde que en un curso universitario nos visitaron profesionales del cómic de la talla de Joe Kubert, Carlos Pacheco y un ex editor de DC que fue el que más me animó a que hiciera un book. Después de aquello lo que hice fue ir a salones (algunos extranjeros) a que volvieran a ver mi book actualizado. Siento romper el encanto pero ofertas no hubo ni una. Sólo pruebas y más pruebas durante dos años hasta que un editor confió en mí para hacer tres números de X-Factor. Y a partir de ahí, el trabajo fue aún más duro porque o mejoras o llega otro mejor que tú.

KZ- Factor-X, The Punisher, CíclopeTe queda Superman. ¿Qué lo hace tan atractivo para que sea a quien quieres llegar a dibujar?

CC- Es el mejor, el rey, el más difícil de hacer. Que un alien sea el más humano de este mundo y sea la referencia moral a seguir es todo un reto a la hora de crear historias. Si a eso sumas que tiene unos poderes que hacen que el dibujo quede espectacular, lo tiene todo. Y en rebirth, aunque me tengo que poner al día, parece que el personaje vuelve a ser una referencia y el de siempre.

KZ- Has trabajado con Peter David o Matt Kindt entre otros. ¿Con quién te gustaría sacar un cómic?


CC- He tenido el honor de trabajar con gente muy reconocida, pero generalmente ha sido azar, lo han elegido ellos mismos, o era lo que quería el editor/a. Si pudiera elegir la lista sería interminable, pero por poner ejemplos: Mark Waid, Geoff Johns, Scott Snyder, Morrison… Aunque también tendría una lista infinita de entintadores, coloristas, editores...

KZ- ¿A qué autor/es admiras? ¿Quiénes te han influido en tus trazos?

CC- Admiración tengo por mucha gente, pero el principal es Alex Ross. No hay año que no repase Kingdom Come y lo disfrute como el primer día, mi meta es hacer algún día páginas coloreadas como él. Pero influencia en mi dibujo: Immonen, Sean Murphy, Coipel, Jim Lee. Influir puede hacerlo cualquiera que haga un trazo interesante, hace poco descubrí a Clay Mann, Geoff Darrow, Jerome Opeña (sí, para matarme no conocerlos antes). En definitiva, siempre coges un detalle de cada artista que te gusta para hacer tu propia mezcla.

KZ- Habiendo trabajado para Marvel y DC, ¿qué destacarías de cada una? ¿Alguna preferencia?

CC- Las dos funcionan exactamente igual con un guión definido, al menos en las series en las que he trabajado, así que por mi parte ninguna diferencia. Es verdad que siempre te sientes más cómoda con personajes de una de las dos grandes, pero al final se disfruta hasta con personajes que no tenías ni idea de su existencia.

KZ- Me cuentan que vas con tu cámara a todas partes, fantástico para referencias. ¿Te ves algún día en la BD europea o el cómic americano es tu única meta?

CC- Mi cámara está cogiendo polvo porque no salgo de la cueva, pero sí que cuando viajo a Estados Unidos hago muchas fotos a los edificios para tener mejores referencias. Ahora mismo estoy donde estoy y veremos dónde llega, porque mi objetivo es ser la mejor en mi trabajo. No tengo ningún plan europeo, pero quién sabe las vueltas que da la vida, si me proponen un proyecto interesante yo encantada de hacerlo. Es un ritmo más tranquilo con el que ahora mismo no sabría qué hacer.

KZ- Imagina que te dieran carta blanca (guion y dibujo) para sacar un cómic. ¿Cuál sería la temática? ¿Te ves a corto/largo plazo como autora completa?

CC- Mentiría si dijera que no tengo algunas ideas en mente, pero sería a largo plazo porque requiere una planificación muy grande y una dedicación aún mayor. Cuando se alinean los planetas y acabo teniendo un par de semanas de descanso empiezo a darle vueltas a esas ideas porque una no quiere que todo sea visual, sino que la historia enganche mucho y eso es bastante complicado para mí. Una de esas ideas es un proyecto totalmente noir el cual me encantaría hacer si terminara de cuadrar el conjunto historia/idea. Pero como he dicho son planes a muy largo plazo.

KZ- ¿En qué proyectos estás embarcada actualmente?

CC- Actualmente estoy haciendo algunos números digitales en Gotham City Garage, que es una serie que se podría describir como un cruce entre Mad Max y Blade Runner. La historia me ha enganchado bastante, ¡y la verdad es que me estoy divirtiendo mucho dibujando personajes y vehículos tan chulos!


KZ- Un último consejo: me encanta dibujar y no lo hago mal. ¿Qué debo hacer para alcanzar tu nivel?

CC- En mi caso no hay un talento natural, sino formación y mucha dedicación a mejorar. El único secreto es practicar todos los días.