Cuando se mata a un Dios no puedes simplemente encontrar a otro.

Ediciones Babylon es una de esas editoriales que apuesta por el cómic forjado en tierras españolas, no hay nada más que verlo con la actual ChanPrin de Xian Nu Studio; pero allá por 2010 se publicaría Mala Estrella de Henar Torinos, que en su día fue publicado en dos tomos y actualmente podéis encontrarla también en una edición integral.

Mala Estrella es una obra que bebe del shônen con tintes de seinen. Una obra ligera a priori, de simples tintes juveniles, pero con cierta envergadura orientada para gente más crecidita que ha provocado que, al releerlo para esta reseña, me haya agradado tanto como el primer día.

Dios ha muerto… y nosotros los hemos matado.

En el futuro, la raza humana ha quedado diezmada tras años de guerra. Ahora, busca desesperadamente un nuevo dios que les indique el camino correcto a seguir, zambulléndose en una farsa de paz y tranquilidad que mantiene el denominado Cuerpo de Balance, cuyo cometido es encargarse de todo asesino y delincuente que perturbe la paz.

Axel, recién alistado al Cuerpo, presencia el ataque de una habilidosa y despiadada asesina: Mala Estrella. Y ese será el comienzo de traiciones y corrupción en el que Axel se verá envuelto ante los deseos de aquellos que esperan al nuevo Dios.

La maldición de los Deseos, el Orgullo y la Venganza.



No nos vamos a engañar. Nada más comenzar no parece que nos topemos con una novedad. Sus primeras páginas pueden recordar a toda obra shônen que se os pueda pasar por la cabeza. Y en parte Henar tampoco quiere engañarnos, sus influencias son sinceras y poco a poco nos lleva a su terreno: desde un humor que, aunque inspirado en el manga nipón, se nota muy suyo, a los destellos a influencias muy marcadas como, a mi parecer, FullMetal Alchemist. Y, cuando aparece nuestra protagonista Mala Estrella, nos damos te das cuenta que estas ante un manga con lecciones universales que nadie debería olvidar (y que siempre son de actualidad, desafortunadamente), dejando a un lado los chirriantes y repetitivos mensajes más tópicos de un manga shônen.

Dios es sólo la excusa para hablar, no de una u otra religión en sí, sino de la conciencia, las personas, la fe hacia el individuo, lo que es correcto o no, las justificaciones injustificadas y, tal vez, algunos puedan tacharla de falta de arrojo por no mojarse. Pero es que no le hace falta. Desde el principio se ve que no es lo que busca. Porque, como digo, es una excusa. No es un tratamiento moral sobre la religión que busca adoctrinar, sino un mero recordatorio sobre nosotros mismos, llevado a través de una ligera aventura que en sus ínfimos dos tomos intenta tocar tanto el humor, la acción, como la intriga y el drama; hilvanados con cierta maestría en su último tomo. Ínfimos porque, por desgracia, tengo la sensación de que me pierdo algo del mundo creado para esta Mala Estrella que sólo se vislumbra; y aún así sintetiza a la perfección lo que quiere contar, con un final que puede sorprender o ser predecible, pero que está en la línea de lo que nos cuenta de principio a fin, sin miedo.

Con un dibujo estilo manga muy personal y limpio, Henar Torinos se enclava en el susodicho formato de manual al cual le saca todo el partido que puede y estoy seguro que hoy en día se lo sacaría el doble, pues ya se nota ciertas mejoras en su segundo tomo. Sin desentonar, acompañando correctamente el devenir de los sucesos narrados, sorprendiendo algo más en sus últimas páginas; aunque personalmente su punto fuerte es el guión. Y como parece siendo un habitual, páginas finales dedicados a fanarts y curiosidades de la obra.

Sí, lo sé, puede que me esté pasando de ambiguo, que no hable de los personajes… pero es que decir más es desentrañaros una trama que debéis descubrir por vosotros mismo (y creo que ya he hablado demasiado). Porque Mala Estrella es una de esas obras que parece no tener nada especial que la haga brillar. Esa obra que, una vez se queda en la estantería, rara vez parece volver a salir. Pero cuando lo hace te genera cierto placer culpable, que invite a que la vuelvas a dejar ahí y la cuides con el respeto que se merece hasta la próxima relectura. Porque Mala Estrella no es una historia de asesinos o de amor. Es un mensaje. Un mensaje que todos conocemos y no debiéramos olvidar. Aunque por desgracia, lo hacemos. Y como tal funciona de maravilla.





Ficha Técnica

Nombre: Mala Estrella.
Autora: Henar Torinos.

Género: Aventura.
Editorial:Ediciones-Babylon
Tomos: 2 / Integral.