A colación de la prostitución masculina en la que hablamos de los kagema, muchos os quedásteis con ganas de saber quiénes fueron los Taikomochi. Fueron los primeros en ejercer la profesión que después seguirían las Geishas: entretener.
Los taikomochi (太鼓持, podría traducirse como el que sujeta el tambor) y también eran conocidos como hōkan (幇間, traducido como bufón... o como intimidad), empezaron siendo los "bufones de la corte" y llegaron a tener un nivel de confiabilidad (doboshu , camaradas) que les otorgó un papel primordial a la hora de tomar decisiones, especialmente estratégicas y militares.

Los taikomochi son artistas tradicionales japoneses cuyo papel es entretener a los huéspedes en banquetes a través de su narración de cuentos eróticos, las artes escénicas, música y danza, y a diferencia de las geishas ellos en su mayoría sulían retirarse después de los 88 años.
Los hokan son la versión japonesa del bufón europeo que fueron una vez los asistentes de los daimyo o señores feudales a partir del siglo XIII, procedente del Budismo de la Tierra Pura, que se centró en el baile . Estos hombres podían llegar a ser consejeros del señor feudal, además de entretenerlo y ser conocidos como doboshu, lo cual requería una ceremonia del t´é como iniciación. Durante el siglo XVI, que llegaron a conocerse como otogishu o hanashishu (narradores), centrándose en la escritura narrativa, el humor, la conversación, además de apoyar al señor feudal y samurais con la ejemplificación de estrategias.

En el siglo XVII se inició un periodo de paz y los otogishu ya no eran requeridos por sus señores;pasaron de ser asesores del señor feudal a convertirse en puro espectáculo, junto con las oiran. Los taikomochi ya no se vieron obligados a servir a un solo señor, a menos que esté quisiera patrocinarlos, como lo hicieron los danna con las geishas;si encontraban patrocinador entonces los taikomochi usaban un chaleco dorado con los bordes rojos y el escudo familiar del patrocinador.
Las Oiran y Geishas hacen que disminuya el número de Taikomochi. Durante el período de transición del Shogunato Togukawa (1603-1867) hasta el fin de la II Guerra Mundial, prácticamente desaparecieron, si bien es cierto que debido a las transformaciones tecnológicas sufridas, especialmente en este siglo XXI, la curiosidad sobre sus trabajos ha ido creciendo y al igual que las Geishas, han cambiado su forma de actuar, adaptándose a los nuevos tiempos.

Bibliografía:
-Wikipedia consultada el 5 de noviembre de 2019.
- The secret history of a Vanishing World, Downer, Lesley, junio 2001