Tamayura es la palabra que se usa para nombrar el ruido que hacen los abalorios redondos al chocar entre sí, pero también sirve para designar un corto espacio de tiempo.
En la obra que nos ocupa, un par de canicas son la excusa para dar título al relato aunque el tiempo que transcurre, también hay que tenerlo en cuenta.

Corre el año 1922 y Michitada Asakura, heredero de una familia adinerada, empieza a cursar bachillerato. Su pelo ceniza y ojos azules debido a que es mestizo, siempre han sido un problema a la hora de relacionarse con su entorno; cuando era pequeño se apoyaba mucho en Tachibana que le ayudaba cuando los demás se metían con él pero al irse a estudiar cuatro años al extrangero perdió su contacto.
Se encuentra con su compañero de habitación y se trata nada más y nada menos... Que de Tachibana.
Asakura huyó de él al verlo con una chica cuatro años atrás, pero esos sentimientos que creía olvidados vuelven a salir a la luz...

La mangaka Ringo Yuki publica su primera historia en la Erotoro en 2012 junto a varios artistas; la temática yaoi está presente en todas sus obras menos en el seinen Nishi Ogikubo Run Through (Tokuma Shoten 2015) y su dibujo limpio y delicado , hace reconocibles a todos los personajes. Buen trabajo de documentación para plasmar la sociedad de los años '20 en Japón, aunque la casi total ausencia de fondos nos prive de gozar de los paisajes de la época.
La obra que nos ocupa fue serializada en la en la revista Craft (Taiyou tosho) y los colores pastel de la portada denotan la delicadeza que encontraremos en el interior.

¿Y es la típica historia de cenicienta? Pues lo cierto es que no.
En este caso el que tiene el poder económico no es ni de lejos el más fuerte y de hecho es el que huye de la relación.
Como indica su título, a través de flashbacks en el tiempo veremos qué pasó entre ellos, cómo quieren huir de una relación que ellos no quieren entender al principio, en una sociedad y época en la que no estaba permitido.
Asakura debería casarse y pronto, tal vez cuando terminara el bachiller y Tachibana... Ya había estado con una mujer unos años antes, que era lo que se esperaba de los chicos con aquellas edades.
La expresividad del dibujo de Ringo nos hace sufrir con sus personajes y alegrarnos cuando parece que la cosa funciona. Una sociedad en la que personajes como Matsumoto se ven obligados a esconder sus sentimientos y donde lo de menos es lo que sientan ya que deben cumplir con el destino que se les ha asignados.
Las canicas que Tachibana guarda desde que Asakura se las diera, reflejan perfectamente el espíritu intimista del relato, donde viviremos la desgracia de un terremoto en el que Tachibana, cuya familia se ha arruinado completamente, desaparece; símbolo del volver a empezar, este hecho marca la nueva línea donde Asakura deberá decidir su futuro con un matrimonio concertado y sabiendo lo que Matsumoto siente por él.

Una obra que nos habla de sentimientos, de circunstancias y sobretodo del despertar a la adolescencia, donde la confusión y las hormonas juegan su papel. Donde la sociedad nos dice qué hacer y la rebeldía propia de la edad le lleva la contraria.
En un solo tomo puede parecer que los personajes no se desrrollarán del todo, pero no es así. El dibujo de Ringo llega a donde las palabras no.
Una buena dosis de intensidad emocional, con tensión y desasosiego y un final agridulce.

Ficha Técnica:

Nombre Original: Tamayura 玉响

Autor: Ringo Yuki

Género: Vida escolar, romance

Categoría: Yaoi

Nº Tomos: 1

Año de publicación: 2014

Editorial: Milky Way