Por Calistina

Bajo el nick de Suki Manga está Esther Pérez, madrileña especializada en ilustración de temática manga y nuestra portadista en este número.

Sepamos algo más de ella:

KZ- La primera pregunta siempre es ésta (para los curiosos): ¿cuándo decides dedicarte al dibujo?

SM-  El amor por el dibujo lo llevo conmigo desde niña, es mi pasión favorita. Puedo estar horas dibujando y no enterarme del paso del tiempo, empecé a especializarme en el dibujo tradicional manga al cumplir los 12 años.

KZ- Deducimos por tu Nick, Suki, que conoces a las CLAMP. ¿Fue por ellas que escogiste el pseudónimo?

SM- Clamp me encanta desde hace años, sigo muchas de sus obras, la primera de todas para mí fue RG Veda, sobre todo los complicados diseños de MokonaApapa con todo lujo de detalles y brillos. Sin embargo, el nombre «Suki» nada tiene que ver con el manga que crearon con el mismo nombre. «Suki» es un nombre que me gusta desde hace mucho tiempo, su significado es muy amplio, pero sobre todo hace referencia al amor. «Suki Manga Art» es mi amor por este arte. Además también es el nombre de mi gatito =^.^=

KZ- Tu estilo bebe directamente del manga, en el que se aprecian influencias de Takeuchi o Kurumada. ¿Qué obras te influyeron? ¿A qué artista(s) veneras?

SM-  Mi influencia más fuerte fue sin duda el de Yumiko Igarashi, su obra más conocida en España fue Candy Candy, recuerdo que tan solo tenía 5 añitos cuando me quedé prendada de su obra, sobre todo de los pocos cómics publicados por Bruguera en aquella época. Más tarde llegaría el gran boom del anime en TV y la llegada de la publicación de los primeros manga en España. Crecí siendo muy fan de series como Saint Seiya (Kurumada), Kimagure Orange Road (diseño de Akemi Takada para anime e Izumi Matsumoto el manga), Sailor Moon (Takeuchi), Rurouni Kenshin (Nobuhiro Watsuki), Rose of Versailles (Riyoko Ikeda)….

KZ- Háblanos de tu inspiración. ¿A qué o quién recurres para hacerte con los servicios de la musa?

SM-  Me relaja mucho escuchar la BSO de Kimagure Orange Road, para mí una de las mejores del anime, sus melodías me dan muchas ideas y me transporta a mi época de los 10 a los 15 años cuando me ponía a dibujar réplicas de ilustraciones de Akemi Takada, en aquella época lo hacía en acuarela y pastel aprendiendo mucho. También me gusta contemplar los trabajos artísticos de Akemi Takada de quien soy una gran admiradora. Siempre me ha parecido ver un toque mágico en sus ilustraciones.

KZ- Por otro lado a parte de impartir clases y vender tus ilustraciones (ya sea en prints o como dibujo para camisetas, tote-bags, tazas…), ¿no has pensado nunca en dibujar un cómic? ¿Qué necesitarías?

SM- ¡Por supuesto! De hecho tengo varias historietas cortas dibujadas pero también un extenso guion de un cómic del cual tengo dibujados los 4 primeros capítulos (con sus portadas), no obstante disfruto mucho más creando ilustraciones coloridas que dibujando viñetas, donde todo debe estar mucho más estudiado buscando la mejor manera para que la historieta sea comprensible al lector.

KZ- De todo el proceso de una ilustración, ¿cuál es el más fácil? ¿Y el más difícil?

SM- La parte más fácil para mí es dar color a la ilustración, disfruto mucho haciéndolo e improvisando colores, sin embardo creo que la parte más difícil es la creación del boceto, al principio tienes una idea en tu mente, y la mano no siempre es capaz de reflejar esa idea sobre el papel, a veces un diseño se convierte en varios esbozos hasta que finalmente logras ver en el papel la idea que estaba en tu mente o al menos que se parezca (risas).

KZ- Sabemos que enseñar a otros no es tarea fácil. ¿Qué es lo que más te piden los alumnos?

SM- En general les gusta mucho como dibujo «ojos manga» y es algo que me solicitan además de como proporcionar correctamente el rostro de un personaje.

KZ- Imagina que te sale el dinero por las orejas y decides hacer un cómic. ¿Sobre qué te gustaría hablar?

SM- Mi cómic trataría de que el lector se sintiera identificado con un personaje que lucha diariamente demostrando un gran espíritu de superación pese a las dificultades que se presentan en la vida, siendo constante, optimista y desinteresado ante la vida, aunque ésta a veces te quite lo más preciado.

KZ- Sigamos imaginando. ¿Con qué guionista te gustaría colaborar? ¿O preferirías no tener que hacerlo y ser autora «completa»?

SM- Es algo que nunca me he llegado a plantear, pienso que debe haber muy buena compenetración para que una colaboración sea llevada correctamente, y eso no es fácil, mientras que dibujar algo impuesto en un guion que no me llegase a gustar me parecería aburrido.

KZ- Parece haber un nuevo boom del manga. ¿Lo percibes así? ¿Ha aumentado la demanda de ilustraciones en este estilo?

SM- Sin duda, ahora las nuevas generaciones tienen mucha curiosidad por el manga y están explorando tanto géneros actuales como antiguos, descubriendo todo un mundo donde se sienten identificados y arropados por un colectivo, lo cual antes quizás era mucho más difícil al estar más reducido e incluso oculto.

KZ- Llegamos a la pregunta estrella. ¿Qué debo hacer para alcanzar tu nivel?

SM- Lo primero es disfrutar dibujando, no debe convertirse en algo frustrante en caso de que algo no salga como queremos, la práctica es imprescindible. No pensar que nunca alcanzarás el nivel de otros artistas que conozcas, porque lo que de verdad importa es disfrutar con lo que haces, solo así conseguirás estar satisfecho/a con tu trabajo. Siempre que miremos a nuestro alrededor veremos artistas a los que nos gustaría igualar, pero eso no debe desanimarnos, lo que debe hacer es motivarnos a seguir intentándolo y buscar nuestro sello de identidad.