La pequeña forastera

De mano de la editorial ECC nos llega unos de los títulos más curiosos que ha visto el manga en nuestro país en los últimos tiempos. Lleva por título La pequeña forastera, realizado por un mangaka hasta ahora desconocido en España, Nagabe. Sorprende por su historia y estética alejadas de lo que habitualmente nos llega del país del Sol naciente. Vamos a conocerlo un poco mejor.

Siúl a Rún


La narración del manga comienza in media res, con la aparición de una niña completamente blanca, de nombre Shiva, y de un monstruo completamente negro, que responde al nombre de «doctor». A medida que va avanzando la historia, nos vamos enterando de que es un mundo fantástico dividido entre la gente del «interior», todos blancos como la protagonista, y la gente del «exterior», de apariencia monstruosa.

Poco después nos enteramos que a raíz de una disputa divina, la gente del exterior tiene una maldición que se transmite a través del contacto, por lo que viven  en el ostracismo, repudiados por la gente a la que pertenecieron en el pasado. 


«La pequeña forastera» se trata de un manga con una estética bastante diferente a la de los cómics que nos llegan hasta aquí. El dibujo escapa de los cánones habituales del manga para acercarse más al cómic underground de su país de origen, con cierta estética de cuento de hadas gótico, como si fueran una versión oscura y retorcida de las historias de Beatrix Potter. Nagabe nos muestra a través de su obra que es posible adoptar el ritmo narrativo del manga japonés para explicarnos una historia que bien podría encontrarse con facilidad en el cómic franco-belga o en la propia novela gráfica.

Nagabe es un autor tokiota bastante joven y ésta es la primera obra conocida del autor en nuestro país. Publicado originalmente por Mag Garden en Japón, este manga vio la luz en el 2015 y de momento lleva 4 tomos recopilatorios publicados, 3 en España en el momento de esta reseña.

La historia es interesante y no incurre en la típica historia de amor, sino que va un paso más allá y nos muestra un amor puramente fraternal, más familiar, entre la joven Shiva y el Doctor. El misterio que supone la maldición de la gente de fuera, de dónde viene el doctor, quién o qué es realmente Shiva y otras muchas incógnitas que se van abriendo paso a través de la historia nos mantiene enganchados y queriendo leer más. El ritmo narrativo que Nagabe emplea nos introduce poco a poco en «La pequeña forastera» casa perfectamente con su dibujo oscuro y un tanto retorcido, aunque lleno de detalles por doquier. 

La edición de ECC es relativamente correcta. Es un tamaño tankoubon con sobrecubierta, aunque encuentro un tanto cargadas las tintas. Le suele pasar también con los mangas que está sacando de Junji Ito, lo cual le quita limpieza a la viñeta y hace que no se pueda disfrutar tanto el trazo del dibujante. De todas maneras, el resto del conjunto no hace que este pequeño detalle haga desmerecer esta obra.

Sin duda alguna, «La pequeña forastera» ha sido para mí uno de los mangas revelación de este año. El único problema que le encuentro es que de momento sólo lleva 4 tomos recopilatorios en Japón y parece que todavía el autor no lo ha terminado. Así que, de momento, la historia se encuentra parada y sin dar atisbos de lo que puede ser en realidad, así que no puedo terminar mi valoración de ninguna otra manera salvo que, de momento, me está gustando bastante. Original, imaginativa y altamente recomendable si estáis aburridos de que todas las historias de manga sean iguales.


Ficha técnica


Título Original: Totsukuni no Shoujo とつくにの少女

Autor: Nagabe

Editorial original: Mag Garden, 2015

Editorial española: ECC 2017

ISBN Tomo 1 : 9788417176945

Precio: 8,95 €


Publicar un comentario

0 Comentarios