Jugando a las casitas ¡Como recién casados!

Preparad la insulina que se avecina una subida importante de azúcar, no apta para diabéticos.

Mai Ando despunta como una de las mangakas de shôjo a tener en cuenta y promete endulzarnos la existencia a base de historias románticas (más o menos realistas) llenas de pasión... Y un poco de comicidad, que no todo van a ser besos empalagosos.
¿Preparados para abrir vuestro corazón? Despegamos con los cinco relatos.

Jugando a las casitas es el título que da nombre al recopilatorio en el que Nagisa, estudiante de bachillerato que ya piensa en casarse, ve como su madre y la vecina se van de viaje. El hijo de la vecina, Asuka, un año menor que Nagisa, se quedará con ella a pesar de lo que se pelean... Como una pareja de recién casados. Con (casi) todas las consecuencias.
En A mi lado solamente estás tú, la pareja formada por el guapo Gaku y Sachi podría estar en crisis. Él es popular, goleador y ella, se siente fea a su lado, llegando a pensar que Gaku se avergüenza de ella. ¿Es así o es su inseguridad?
¡Nunca me resisto! es el tercer título donde Kurosu le pide cita a Ougura; él es un chico un tanto travieso y tal vez esté aprovechándose de la buena voluntad de ella... ¿Qué espera de esta relación?
Chiaki y Jumpei protagonizan Castillo de fuegos, castillo de besos donde su recién iniciada relación de pareja, no encuentra el momento de afianzarse. Tal vez si se acercan al castillo de Tanabata, cuya leyenda dice que un beso durante los fuegos artificiales, es un amor eterno, sea su oportunidad...
¡No pases de aquí! es el último título donde el chico más popular y ligón, Igarashi, ha apostado con sus compañeros a que se liga a Aizawa, chica que le odia profundamente.

La revista Sho-Comi (Shogakukkan) hizo su apuesta con títulos con Himegoto Mada Mada en 2012, después vendrían Skirt o Nuida Sono Ato wa, Ochite Chika Chika , Moshimo Oshimen ni Gohoushi Dekitara y Kuuki-chan to Yankee-kun en 2013, donde el estilo netamente shôjo de la mangaka Mai Ando, conquistó a los lectores; unos ojos desorbitadamente grandes en el caso de las féminas y una finura afeminada en el caso de ellos, son la prueba gráfica, junto a la dificultad de distinguir a los personajes y los fondos llenos de detalles y sobretodo, flores.
Amakute Zurui Wana no Naka ( que bajo el título Trampas Agridulces trajo también Fandogamia) es la primera obra que hemos disfrutado de esta autora en España donde priman las historias adolescentes, que es donde más pasión e ilusión se pone a las relaciones; la sencillez de los sentimientos plasmada con todo el encanto shôjero.

Entretener, divertirse y enamorarse, es la finalidad de este tomo, donde ellas suelen ser las sufridoras enamoradas... Menos en el último título, en el que tal vez, se atisbe una salida de la zona de confort, ya que Aizawa es una chica fuerte y el guapo Igarashi (otro tópico), un acosador. Nada nuevo en el horizonte.
Pero más allá de los tópicos, lo cierto es que las cinco historias te atrapan y devuelven a aquellos años mozos, donde todo parecía posible y el amor era una de las prioridades; el humor es un factor importante para no echarse a llorar en ciertos momentos (sí, también hay momentos durillos aunque compensados con partes bastante cómicas) ya que los sentimientos hacen sufrir de una u otra forma. Atención a los márgenes, donde la autora cuenta cosas personales y que influyeron para contar la historia.
Preparad un paquete de kleenex en todo caso, porque vais a llorar. Ya sea de risa o de tristeza.
No os dejará indiferentes y recordad: con 15 años se abre un espectacular mundo con vosotros como protagonistas y cualquier puerta puede abrirse... O no.

Ficha Técnica:

Título Original: Shinkon Gokko

Género: Romance, slice of life

Categoría: Shôjo

Num Tomos: 1

Año publicación:2016 (Japón), 2018 (España)

Editorial: Fandogamia

Publicar un comentario

0 Comentarios