Una carta para Momo



Una carta para Momo, la galardonada película del director de Jin-Roh, Hiroyuki Okiura, es un festival para todos los sentidos, con una historia sencilla, pero no por ello poco interesante. Distribuida por Selecta Visión, se trata de una de las mejores películas de animación de los últimos tiempos.

Momo y su madre, Ikuko, se mudan a la isla de Shio, en el Mar interior de Seto, después de la muerte del padre de Momo, Kazuo, en una de sus misiones como oceanógrafo. Para Momo aquello no deja de ser otra ruptura más en su vida y se aferra a la última carta que su padre comenzó a escribirle, de la cual sólo tiene el principio «Querida Momo».

Llena de culpabilidad porque lo último que le dijo a su padre era que le odiaba y sin saber que quería decirle con aquella carta, la joven de 11 años comienza su vida en la isla viviendo en una antigua casa en donde encontrará un libro de monstruos en el desván. Al poco de abrirlo, aparecerán tres duendes que la llevarán de la mano poco a poco en ese trance nuevo en su vida, aunque el inicio de su relación sea atropellado.
 
Imagen de la película Una carta para Momo


Una carta para Momo es una historia simplona, sin mucho trasfondo, con un poco de fantasía que rompe con la realidad que el director ha querido transmitir en su película. Nos encontramos con una protagonista preadolescente, con todos sus problemas que se le pueden achacar a la edad que tiene, pero que ve como su pequeño mundo se rompe cuando pierde a su padre. Se hunde en una melancolía y en un viaje interior que busca respuesta a lo que su padre quería decirle en la carta que le comenzó a escribir, porque en el fondo, conoce la respuesta. Es en este camino del autoconocimiento y de la madurez que los guardianes, en forma de duendes, la ayudan de la forma más variopinta posible, substituyendo el rol protector del padre, ahora que lo ha perdido, y que la ayudan a superarlo, en la medida de lo posible que puede superarse la muerte de un padre a esa edad y a adaptarse a su nueva vida.

El argumento de la película hace que lo fantasioso confluya con lo real: la relación difícil que mantiene con su madre, el enfado que acarrea la mudanza y sobre todo, la soledad que Momo siente. A su vez, tenemos que unirle el hecho de la responsabilidad que Ikuko debe asumir con respecto a su hija una vez muerto su esposo, pasar a convertirse en el sostén económico a la vez que se recupera de la herida profunda en el corazón que supone la pérdida de un ser querido.

En ese aspecto, la película opta por un planteamiento optimista al colocar la posibilidad de una protección más allá de la muerte, junto a unir a dos mundos completamente diferentes, como lo tradicional y fantástico con lo actual y moderno a través de los ojos de una niña, hasta el paso a paso de esa relación hasta que madura y confluye hacia el final de la película.
 
Imagen de la película Una carta para Momo

Gráficamente, Una carta para Momo, es excelente. La primera sensación que te da la película es su preciosismo y que el detalle se ha cuidado al mínimo. Production I.G., uno de los mejores estudios de animación que ahora mismo está trabajando en Japón, y que es creador de joyas como Blood, Ghost in the Shell y Shingeki no Kyojin, entre otros, es el culpable de que esta película en ocasiones parezca a imagen real. 

También se ha cuidado con especial interés el diseño de personajes y su animación. Masashi Ando, director de animación, consigue con esta película la sensación de movimiento fluido que tan difícil es a veces de conseguir. Los personajes son únicos y su estética hace ver su personalidad, que también se manifiesta a través de los movimientos de los mismos.

Una carta para Momo ha sido galardonada con numerosos premios:

  • Excellence Prize, Animation Division, 15th Japan Media Arts Festival (2011)
  • Grand Prize for Best Feature Film, 15th New York International Children´s Film Festival (2012)
  • Public Prize for Best Animated Feature Film 16th Fantasia Film Festival (2012)
  • Platinum Grand Prize, 14th Future Film Festival (2012)
  • Best Feature Film Prize, 11th AniFest (2012)
  • Feature Film Grand Prize, 20th Tokyo Kinder Film Festival (2012)
  • International Jury´s Special Prize 20th Tokyo Kinder Film Festival (2012)
Una carta para Momo pertenece a ese tipo de rara avis que de vez en cuando aparecen y que no hay que dejar pasar sin verla tanto solo como acompañado.

Imagen de la película Una carta para Momo
Ficha Técnica

 
Título original: A letter to Momo

Director: Hiroyuki Okiura

Productora: Production IG

Género: Costumbrista

Categoría: Seinen

Año: 2012

Publicar un comentario

0 Comentarios