Muchos habréis visto esta portada colgada en subcultura y habréis pensado: ¿ha vuelto Shingo Araki?... ¡No!!

Los que seguís la línea Gaijin sin duda habréis reconocido el dibujo preciosista de Irene Roga, la creadora del gaijin La Canción de Ariadna.

Con un estilo que recuerda a Saint Seiya o Hana no Ko Lunlun (conocida aquí y en Sudamérica como La niña de las Flores), de quién sabemos que se ha inspirado sin poder negarlo.

Irene Rodríguez, nombre real de la autora, empezó su andadura en 1995 haciendo tiras cómicas para la revista Impacto Súbito.

Con varios premios a sus espaldas (1er premio del Salón del Cómic de Jerez en 2003 o 1er premio del concurso de Cómic en Ciudad de Dos Hermanas en 2007 por citar algunos), es reclutada por las Kôsen y la entonces editorial Glénat para publicar la Canción de Ariadna en 2011.
Esto a grandes rasgos. Vamos con Kyriade

Sabemos que a Irene le encantan las culturas antiguas, ya sean romanas o griegas, así que Kyriade, el cómic que publica en subcultura no iba a ser una excepción.

El argumento colgado en la web es el siguiente:

Kyriade es una saga de aventuras protagonizada por unos héroes que guardan un gran legado, un tesoro que el dios Kyrios entregó hace siglos a los hombres, y que puede salvar la Tierra o condenarla para siempre a la eterna oscuridad. Acción, amor y amistad, en un mundo contemporáneo pero lleno de lugares ocultos y secretos fantásticos.

Como vemos, ya solo la palabra Kyrios, de origen griego que viene a ser el título honorífico atribuido a Jesucristo y cuyo significado es Señor, nos traslada a ese mundo que si bien es fantástico, bebe directamente de la antigua Grecia, aunque añade actualidad en forma de tanques (por poner un ejemplo)y esperaremos a ver si nace ese Quinto Guerrero... ¡Ay que no os pienso contar nada más que spoileo!